¿Cuál será la nueva máquina de ganar dinero en Internet? Empiecen a hacer sus apuestas. Microsoft Corp. lanza hoy, en una conferencia para cientos de anunciantes, una apuesta para explorar el flujo de dinero publicitario en Internet. El sistema, llamado AdCenter, es el proyecto más ambicioso de Microsoft para alcanzar a Google Inc., cuyo sistema de subastas publicitarias es uno de los grandes secretos detrás del portentoso crecimiento de la compañía.
El lanzamiento también es una pieza crítica de lo que parece ser un cambio de rumbo en Microsoft, que busca combinar la publicidad con su negocio tradicional de software. "Será el próximo gran motor de ingresos para la compañía", advierte Tarek Najm, gerente general de AdCenter en Microsoft y principal ingeniero de la iniciativa.

Los servicios de subastas de publicidad —enormes bancos de computadoras conectadas a las búsquedas en Internet— permiten que los anunciantes hagan ofertas en un sistema de subastas en línea para hacer que sus anuncios sean desplegados al lado de los resultados de la búsqueda. Cada vez que un usuario de Internet busca palabras específicas, como por ejemplo "cámara digital", el sistema muestra un anuncio relacionado, por ejemplo el de una cadena minorista de cámaras. Los anunciantes pagan si el consumidor hace clic en el aviso, con precios promedio de cerca de US$0,60 por clic.

Los servicios son parte de una carrera entre las compañías de Internet de todos los tamaños por tomar su pedazo de la torta publicitaria en línea. La compañías invirtieron el año pasado US$5.100 millones en publicidad relacionada con búsquedas en EE.UU., 31% más que en 2004, de acuerdo con el grupo de la industria Interactive Advertising Bureau y Pricewaterhouse Coopers LLP.

Para Microsoft, el ingreso a la publicidad es más que sólo crecimiento. Durante el último año, la compañía se ha dado cuenta del riesgo que representa la publicidad para su negocio tradicional de software. Compañías como Google y Yahoo están usando con éxito a la publicidad para ofrecer programas gratis por Internet. Muchos de esos programas —incluyendo procesadores de texto, calendarios y ofertas por correo electrónico— son grandes fuentes de ingresos y ganancias para Microsoft.

Esta es una de las razones por las que, a finales de 2004, el presidente de Microsoft, Bill Gates, y el presidente ejecutivo, Steve Ballmer, dieron luz verde a un puñado de ingenieros para que crearan AdCenter. Desde entonces el proyecto ha incluido a cientos de ingenieros e investigadores y usa 500 servidores repartidos en dos ubicaciones en Silicon Valley y las oficinas centrales de Microsoft, en Seattle.

El sistema es uno de los factores detrás de los recientes resquemores entre los accionistas de Microsoft, quienes se sorprendieron la semana pasada cuando la compañía dijo que necesitaba el próximo año fiscal gastar mas de lo esperado —unos US$2.000 millones según los analistas— en desarrollo, incluyendo servicios en línea y de búsqueda.