Después de que Facebook anunciara sus planes para conquistar al mundo para volver a internet “más social” en su conferencia F8, varios ingenieros que trabajan para Google han decidido cerrar sus cuentas ante dudas y preocupación respecto a la privacidad de sus datos.

El principal punto de choque es que Facebook ahora hace que de forma predeterminada sitios de terceros puedan acceder a tu “gráfico social”, es decir, a la información sobre tus gustos (sobre música, cine, tipo de pantalones que usas, etc) y preferencias.

Facebook incluyó al menos dos herramientas que llaman la atención: los botones “me gusta” que estarán esparcidos en toda la web y que irán registrando, una a una, todas las cosas que te gustan cada vez que hagas click, y la opción de no tener que ingresar tus datos para registrarte en sitios asociados, sino que el registro se automático.

Como resultado, mucha gente ha evaluado cerrar su cuenta de Facebook, y varios de ellos curiosamente son ingenieros de Google, que han hecho público su reclamo a través de Twitter y Buzz.

En este caso se trata de gente que probablemente sabe bien cómo funciona internet y cómo manejarse en ella, sin embargo, lo más probable es que la mayoría de los 500 millones de usuarios siga donde está, dejándose llevar por la corriente hacia donde Facebook vaya.