El Jerk-O-Meter fue inventado en el Massachusetts Institute of Technology y permite cuantificar de 1 a 100 el nivel de atención que cada persona presta cuando está al teléfono, recurriendo a algoritmos para la medición de los patrones y tonos de voz y también de los niveles de stress de los usuarios.

El sistema envía alertas en los dos sentidos de la comunicación, es decir, puede avisar a una persona que no está a dar la debida atención a la conversación o informar al interlocutor que está hablando sin ser escuchado pero sin que el desatento lo sepa.

Desarrollado en Linux, el Jerk-O-Meter está siendo probado en teléfonos VOIP, debiendo posteriormente quedar disponible en Internet

Fuente: AGENCIA EFE/LAFLECHA.NET