Si tienes problemas con algún permiso en concreto, es decir, por más que reparas permisos te sigue indicando el sistema que hay alguno corrupto, lo que puedes hacer es:


 

La Utilidad de Discos no sólo se puede ejecutar desde el sistema, si no también desde el DVD de instalación de Mac OS X. Para ello tienes que insertar el DVD en el equipo y reiniciarlo como si fueses a instalar de nuevo el sistema operativo. En lugar de continuar con la instalación lo que tienes que hacer es acceder a la sección de Utilidades/Utilidad de Discos.


El programa es idéntico aunque en este caso puede acceder a la totalidad de archivos del disco duro para poder reparar permisos de una forma más profunda.