Revise su Windows Messenger: Sus ajustes de privacidad pueden darle problemas 0

Paul Stewart, administrador de un sitio de correo electrónico en Liverpool, encontró a su novia online. Y la perdió también online.

El problema ocurrió con el programa de mensajería instantánea de Stewart, el Windows Live Messenger, el software de chateo dado gratuitamente a todos los usuarios registrados de Windows, al cual él también estaba inscrito. Windows Live comenzó ese día a enviar noticias y perfiles de todas sus actividades, conversaciones y “amigos” a las demás personas en la lista de amigos de Stewart, incluida su novia.

 

“Un día, ella me contactó muy molesta, diciendo que su perfil de Windows Live le sugería abrir amistad con mi antigua novia, cuyo nombre le había revelado en una conversación anterior”, dijo Steward a la agencia dpa. “Abrió entonces mi perfil de Windows Live sobre ella, que le informó que mi antigua novia y yo habíamos vuelto a a ser amigos. Todo era muy confuso. Mi antigua novia me había contactado. Y yo había aceptado su “petición de amistad”, aunque aclarándole que tenía ya una nueva relación. Pero el daño ya estaba hecho”, dijo.

El daño, tal como Stewart constató demasiado tarde, se debió a la forma con que el Messenger comparte automáticamente la información sobre las actividades y los nuevos contactos online de una persona en su lista de contactos. Esta forma de compartir la información concuerda con la práctica de expansión permanente del círculo de amigos de una persona popularizada por sitios como Facebook. Pero las consecuencias indeseadas de demasiado compartir información pueden ser catastróficas, tal como le ocurrió a Stewart.

El Messenger, parte de la suite de programas Live Essentials, disponible para todos los usuarios de Windows, comparte automáticamente toda la información relacionada con la actividad de una persona, práctica cuestionable en todo caso. Para cambiarla, tiene usted que ir muy a fondo en los ajustes de Privacidad del programa.

Aunque no éste es el único programa de chateo y de redes sociales que comparte automáticamente información que usted no quisiera revelar, Windows Live Messenger es uno de los más populares gracias a su distribución por Microsoft. Es por ello que es bueno controlar la información que el Messenger comparte automáticamente sobre usted.

Debería usted saber que basta haber usado solo una vez el Messenger para tener ya una cuenta en Windows Live, que estará ligada a la dirección de correo y a la contraseña que usted suministró al comienzo. Vaya a Windows Live (http://www.live.com) y suscríbase con la misma dirección de correo y contraseña que usó para acceder a Windows Live Messenger. En la página de Windows Live, clique el pequeño ícono a la derecha de la sección “Messenger Social”. Ese icono abre un balón con las palabras “Editar configuración de Messenger social…” al pasar el cursor del ratón sobre él.

Sus contactos en Messenger podrán todo lo que usted haya estado haciendo en otros sitios de redes sociales

Haga clic sobre ella y se abrirá la pantalla “Administra tus actualizaciones sociales”. Verá aquí los ajustes automáticos que pusieron en aprietos a Stewart. Las opciones de esta pantalla determinan cuándo serán notificados sus amigos o será actualizado su perfil público con sus últimas actividades y amigos. Toda esta información -incluyendo el comunicar a sus amigos cuándo usted se hace amigo de otra persona, cuándo juega algún juego, cuándo tiene discusiones de grupo- se activarán automáticamente. Para desactivar alguna o todas estas opciones de “compartir”, tiene usted que quitar las marcas de selección junto a a las opciones y hacer clic sobre Guardar.

Es preciso señalar también que la última version de Live Messenger (2011) no hace más que exacerbar las preocupaciones sobre seguridad incorporando actualizaciones de los principales sitios de redes sociales, como Facebook. Si usted permite que Messenger se integre con esas redes sociales, sus contactos en Messenger podrán todo lo que usted haya estado haciendo en otros sitios de redes sociales.

Estos enlaces, sin duda, no son sólo un intento de hacer a Windows Live aún más relevante a la hora de compartir actividades, hecho que caracteriza la era de las redes sociales, sino que además son la receta potencial de un desastre si usted no sabe qué información están viendo sus contactos sobre usted.

AJUSTES PRIVADOS

Si bien el Messenger tiene algunos de los ajustes de privacidad más cuestionables entre los grandes programas de mensajería instantánea y de redes sociales, no es en ningún caso en el único que hace supuestos sobre el tipo de información que usted quisiera compartir con el resto del mundo. Es decir, antes de hallarse en una situación difícil, lo mejor sería que usted hurgase en los ajustes privados de todos sitio de mensajería instantánea o de redes sociales que use, incluyendo aquellos en los cuales apenas se ha suscrito pero nunca ha usado.

Tómese tiempo en la búsqueda de las palabras “privacidad” o “cuenta” en todas sus herramientas de redes sociales, incluyendo a LinkedIn, Facebook, Yahoo! Messenger, Twitter y MySpace, y verá cuánta información sobre usted está siendo compartida con otros. En Facebook, por ejemplo, el enlace para el manejo de la cuenta está arriba a la derecha.

Haga clic sobre él y se abrirá un submenú que incluye un enlace “Ajustes de privacidad” que contiene la mayoría de los controles para determinar la información sobre usted que deberá ser compartida.

Si bien siempre es posible determinar con exactitud lo que se está compartiendo con los sitios de mensajería instantánea o de redes sociales, no siempre se puede presumir -tal como lo deja muy en claro Live Messenger- que una cantidad mínima de información personal y relacionada con sus actividades está siendo compartida automáticamente. En breve: “sepa lo que quiera sobre mí” será la divisa del día. Si no está de acuerdo con ello, cambie los ajustes de privacidad.

Vía DPA