Científicos británicos han desarrollado una prueba para detectar el cáncer de próstata, todavía de carácter experimental, que aseguran tiene el doble de fiabilidad que las pruebas más habituales en la actualidad. A diferencia del test de la PSA, basado en la detección de un antígeno en la sangre, los investigadores proponen usar como marcador una proteína llamada MSMB presente en la orina. Los resultados del trabajo se han publicado en la revista especializada PlosOne (Public Library of Science One), una publicación abierta en internet.

 

Según el director del estudio, Hayley Whitaker, del Cambridge Research Institute, se ha examinado el tejido y la orina de más de 350 hombres aquejados o libres del cáncer de próstata para determinar los niveles de presencia de la proteína MSMB (beta-microseminoproteína MSMB).

Proteína fácil de detectar

Los científicos realizaron previamente pruebas con miles de varones con el fin de descubrir alguna huella de la enfermedad. Y descubrieron esta pequeña variación genética. "La proteína es fácil de detectar porque está presente en la orina y sería potencialmente muy sencillo llevar a cabo un test de ese tipo en los varones para identificar a aquellos que corren el mayor riesgo de desarrollar la enfermedad", añade.

Dicen los autores que la prueba de la PSA (antígeno prostático específico) tiene demasiadas incertidumbres como para considerarlo el test universal. Por ejemplo, no todos los hombres presentan el mismo nivel de PSA en situaciones normales y los niveles a veces varían por situaciones al margen del cáncer. Además, algunos hombres con cáncer de próstata no muestran la PSA elevada. Muchos resultados obligan a una posterior extracción y biopsia de una muestra de tejidos.

En solitario o en compañía

La investigación sugiere que los niveles en la orina de la proteína MSMB podrían constituir la base para una nueva prueba que ayude a identificar a quienes tienen mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. También podría potencialmente ser utilizado junto con las pruebas de PSA para mejorar la detección y el seguimiento de la progresión de la enfermedad.

Según la doctora Kate Holmes, de la Prostate Cancer Charity, el nuevo método tiene indudables ventajas, pero habrá que llevar a cabo más investigaciones a mucho mayor escala para determinar lo eficaz que puede resultar detectar la presencia de la proteína MSMB a la hora de predecir el riesgo de cáncer de próstata y eventualmente diagnosticarlo.

Actualmente se realiza un nuevo estudio en el que participan 1.200 hombres y cuyos resultados se espera que se den a conocer para fin de año.

 

 

Elperiodico.com