Estocolmo.-  Un sueco que donó su esperma a una pareja de lesbianas para que tuvieran hijos fue condenado el miércoles por la Corte Suprema del país a pagar una pensión para los tres niños de los cuales es padre biológico.

El hombre, de 39 años de edad, donó su esperma a inicios de los años 90, y permitió el nacimiento de tres niños entre 1992 y 1996.

Según dijo a la Corte sueca, se puso de acuerdo con la pareja en no contribuir a criar a los niños, pero había firmado un papel en el que reconocía que era su padre biológico.

La preja de lesbianas se separó después y la madre biológica reclamó al progenitor masculino que pasase una pensión alimentaria a sus hijos.

La Corte Suprema y el tribunal de instancia, así como la Corte de Apelación, estimaron que el padre biológico debía asumir sus responsabilidades financieras.
Fuente: AFP