Actualidad

Policías americanos se entrenan en los secretos de Opera y Firefox

650 policías canadienses y estadounidenses participaron en Monterrey en una sesión formativa sobre los "pequeños y grandes secretos de los navegadores", en el marco del encuentro anual del High Tech Crimen Investigación Asociación.

En esta ocasión, los investigadores dedicaron sus esfuerzos a desentrañar los misterios de Opera y Firefox, dos navegadores alternativos que en los últimos meses han sumado un buen número de adeptos.

Los investigadores policiales ya conocen de sobra los "secretos" del Explorer: donde se almacenan los sitios visitados, las cockies, el historial y saben de sobra como leer e interpretar estos datos.

La situación es distinta cuando deben enfrentarse a otros navegadores, como el Opera y Firefox, que utilizan una estructura distinta para almacenar los datos que interesan a los policías en sus investigaciones.

Uno de los retos a los que se enfrentaban los agentes era como averiguar si un internauta había accedido a un sitio a través de un enlace en una página web o introduciendo manualmente la URL en la barra de direcciones.

Aunque este hecho no puede parecer importante si lo es cuando nos enfrentamos a una investigación criminal. El sospechoso puede argumentar que había accedido a un lugar de manera accidental pulsando un enlace en un sitio que visitaba.

En este seminario aprendieron a como descifrar la información almacenada en los ficheros de Opera y Firefox, así como leer e interpretar las cockies y el historial de estos navegador.

Los agentes también se adiestraron en el uso de Opera 4 File Explorer y Web Historian  de Red Cliff que exporta en una hoja de calculo Excel los datos del historial de IE, Opera y Firefox.

Microsoft ayudará a investigadores

Paralelamente a esta reunión, Microsoft anunció la creación de un centro especial para agentes e investigadores policiales con la intención de prestarles apoyo informático en sus investigaciones sobre delitos cibernéticos.

Este proyecto fue presentado por Richard LaMagna, director de "Law Enforcement Programs" de Microsoft, e incluirá herramientas de formación, cursos, programas informáticos así como recursos y documentación sobre el cybercrimen.

Los policías que acudan al centro serán entrenados en encontrar información oculta en los discos duros o en ficheros de carga del sistema, aunque también abordaran otros temas como el realizar seguimientos de una dirección IP o encontrar el propietario de un dominio determinado, dijo el responsable del proyecto legal de Microsoft.

noticiasdot.com