Actualidad

Pérdida de audición en un oído afecta el lenguaje en los niños

Pérdida de audición en un oído afecta el lenguaje en los niños 0La pérdida de audición en un oído es suficiente como para que los niños tengan problemas de lenguaje, según informó un grupo de médicos.

Sin embargo, escribieron los especialistas en Pediatrics, uno de cada 20 niños con disminución auditiva no recibe la ayuda que necesita, como sentarse en el primer asiento del aula, usar audífonos o recibir educación especial.

"La idea clave del estudio es no ignorar a los niños" con una disminución auditiva en un oído, dijo Sandra M. Grether, foniatra de University of Cincinnati, que no participó del estudio.

 

Un equipo de la Washington University, en St. Louis, Missouri, a cargo de la doctora Judith Lieu, evaluó a 74 pares de hermanos en edad escolar. La mitad tenía algún nivel de disminución auditiva en un oído, mientras que el otro niño tenía audición normal.

Los niños con la discapacidad rindieron menos en los test de comprensión y lenguaje, y fueron más propensos a concurrir a un foniatra que sus hermanos. Aun así, sacaron los mismos resultados en los test para medir el coeficiente intelectual.

"A diferencia de los niños con disminución auditiva en ambos oídos, que usan audífonos y reciben servicios especiales por la discapacidad, a los niños con problemas de audición en un oído no se los consideraría con una ‘pérdida significativa de la audición’", escribieron los autores.

Y agregaron: "Nuestros resultados sugieren que los niños (con pérdida auditiva en un oído) deberían tener acceso a los mismos servicios que los niños con pérdida auditiva en ambos oídos".

Además de los audífonos, existen varias opciones para ayudar a estos niños, como el uso de un sistema de FM para amplificar la voz de la maestra. Pero el equipo señaló que, a menudo, los padres tienen que insistir duramente para que las escuelas instalen ese sistema.

Grether celebró los resultados, ya que existían muy pocos estudios de este tipo. "Estos niños siguen peleando", dijo. "Es algo que se ve, pero sobre lo que no existen datos para respaldar", concluyó.

FUENTE: Pediatrics, online