El primer ‘jailbreak’ para Windows Phone 7 está en la Red y Microsoft ha reaccionado. La compañía recomienda a los usuarios que no hagan uso de la aplicación para liberar estos terminales puesto que podrían perder la garantía y cancelar el acceso a los servicios del Marketplace.

Parece que Microsoft no gana para disgustos con su sistema Windows Phone 7. A mediados de mes salió a la luz un fallo en la seguridad de Zune, el portal con las aplicaciones oficiales del sistema. Debido al fallo, los usuarios podían acceder a códigos e informaciones reservadas de las aplicaciones a través del lector de feed Atom XML.

Los usuarios podían obtener incluso los códigos fuente de cada aplicación. Los códigos obtenidos no permitían el uso de la aplicación en terminales Windows Phone 7, pero sí funcionaban en los simuladores que emplean los desarrolladores.

 

Aplicaciones no oficiales

La semana pasada un nuevo problema de seguridad afectaba al sistema móvil de Microsoft. Con el ‘jailbreak ChevronWP7′ los usuarios pueden introducir aplicaciones no oficiales en los terminales con el sistema de Microsoft, además de ejecutar nuevas funcionalidades. Desde Winrumors se explica que este ‘jailbreak’ podría ser la llave para emplear los datos y códigos recogidos con el Atom XML.

Microsoft ya ha dado una respuesta oficial. A los desarrolladores les recomienda encriptar sus aplicaciones para que no puedan ser accesibles con ningún lector de ‘feed’ ni ninguna aplicación similar. Con esto pretende terminar con el problema del acceso a los códigos y datos de su lista de aplicaciones.

En cuanto al ‘jailbreak’, Microsoft se muestra totalmente en contra de que los usuarios lo ejecuten en sus terminales y advierte de las posibles consecuencias. “Animamos a la gente a utilizar su teléfono de Windows tal y como lo suministra el fabricante para asegurar la mejor experiencia posible”, ha explicado un representante de la compañía a Winrumors.

Teléfono inservible

“El intento de desbloquear un dispositivo podría anular la garantía, deshabilitar funcionalidades del teléfono, cortar el acceso a los servicios de Windows 7 o hacer que el teléfono quede inservible”, ha declarado la compañía.

Aunque por el momento desde Microsoft se limita a emplazar al buen uso del terminal, se espera que las próximas actualizaciones del sistema contengan alguna medida de seguridad para tratar de controlar estos fallos. Microsoft ya contempla la posibilidad de cortar el acceso a servicios de Internet desde terminales “pirateados”, política que la compañía ya ha empleado en situaciones similares con su consola Xbox 360.

Via notibook.com

.