Con la ayuda de una antena primitiva hecha en casa, el equipo de iFiber Redwire batió su propio récord mundial.

Usando una antena casera, pasiva, el equipo logró batir el récord de 131,9 kilómetros alcanzado anteriormente en Utah, Estados Unidos.

La competencia Wifi Shootout Contest fue realizada este año por tercera vez durante la conferencia de hackers DefCon en Las Vegas. iFiber Redwire participó por segundo año consecutivo en la conferencia, y ahora será incorporado al libro Guiness de Récords.

El equipo proviene de Ohio y está integrado por Ben Corrado, Justin Rigling, Andy Mong y Brandon Schamer, todos jóvenes de 19 y 20 años de edad.

En rigor, el método usado no es totalmente legal, y ha motivado un curioso debate en Estados Unidos sobre el uso de antenas y equipos de transmisión alternativos para las redes inalámbricas. En este contexto, la publicación Wired menciona que las autoridades del estado de Florida han llegado al extremo de advertir que confiscarán envases de ”Pringles” en caso de que sean usados como antenas Wi-Fi.
 mas en http://wifiworldrecord.com/

fuente:diarioti