Una empresa farmacéutica china puso a punto un nuevo medicamento contra el sida, que impide al Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) penetrar en las células, informó este lunes el diario China Daily. El fármaco, que se encuentra en la etapa de ensayos clínicos, fue desarrollado por el laboratorio FusoGen, con sede en Tianjin (nordeste), según el periódico. Un investigador de FusoGen, Gao Fu, explicó en un congreso realizado este fin de semana en Pekín que el nuevo medicamento impide al VIH fusionarse con la membrana de las células y atacar al organismo. El nuevo tratamiento está inspirado en un fármaco basado en un principio similar, el T20, descubierto en Estados Unidos, pero utiliza un esquema molecular distinto y su precio será muy inferior al del norteamericano, que cuesta 20.000 dólares por año y por paciente, agregó.

Según China Daily, el medicamento debería estar en el mercado a fin de año