Kinect (el futuro de los videojuegos) ha convertido al jugador en el mando, un dispositivo sobre el que se basan las nuevas apuestas de Microsoft para su consola Xbox 360.

Kinect, la pieza clave de Microsoft. El dispositivo que permite convertir el cuerpo del jugador en un mando será fundamental en la nueva Xbox 360. La compañía ha presentado las novedades de la consola que permitirá a los usuarios, a través de ella, acceder a Hulu Plus, Netflix, hacer búsquedas en Internet y ver vídeos de YouTube.

La multinacional ha centrado sus esfuerzos en Kinect, para que los jugones estén servidos al máximo, pero además con comandos que incluyen un controlador de voz para mantener conversaciones en el videojuego sin necesidad de seleccionarlas en los menús.

A los usuarios bastará con pronunciarlas, además de que podrán dar órdenes a otros personajes durante los tiroteos.

Estos son algunos de los adelantos que ha anunciado Microsoft durante la feria E3 que se celebra en Los Angeles.

La compañía aseguró que dará acceso a programación televisiva en vivo a sus usuarios en Estados Unidos a través de la Xbox el año próximo, siguiendo a servicios similares que ya ofrece en Gran Bretaña, Francia y Australia.

Asimismo, mostraron sus nuevos juegos para Kinect como 'Tom Clancy's Ghost Recon Future Soldier' (Ubisoft), en los que los jugones podrán montar armas de fuego, con los comandos de voz que incluirá Kinect. Este dispositivo fue lanzado en el último trimestre del 2010 y se vendieron más de 10 millones de unidades.

 Kinect se conecta a la Xbo y permite a los jugadores controlar los movimientos en la pantalla a través de gestos y voces.

Compite con la última versión del sistema Wii de Nintendo y con el dispositivo Move para la PlayStation de Sony Corp.