Para muchos usuarios de equipos portátiles el tiempo requerido para que estos enciendan es demasiado, por lo que optan por dejarlos en modo de suspensión para así lograr un “encendido” mucho más rápido.

Lo anterior podría comenzar a quedar en el olvido, gracias a una nueva tecnología desarrollada por la compañía Phoenix denominada Instant Boot BIOS, por medio de la cual un sistema que utilice Windows 7 podría llegar a arrancar en sólo 10 segundos.

La tecnología mejora el proceso de carga inicial del sistema, ese donde se hace un chequeo del mismo, nos envía una serie de mensajes en la pantalla, nos pregunta si queremos entrar al Setup del BIOS presionando la tecla DEL (o F2), etc. Todo este proceso lo han logrado reducir a sólo 1 segundo.

La compañía Phoenix realizó una demostración de ella durante el Intel Developer Forum (IDF), en donde tenían un equipo Lenovo T400s con discos SSD para realizar la demostración.

 

Link: Phoenix Instant Boot BIOS starts loading Windows in under a second (Vía CHW)