Las pecas, atractivas para muchas personas, suponen sin embargo un quebradero de cabeza para otras. Actualmente, existen tratamientos con láser capaces de quitar las pecas sin daños añadidos, aunque más sencillo y barato es disimular las pecas siguiendo los consejos que a continuación te detallamos:

1. Extiende sobre tu piel una capa fina de miel y retírala una hora después aclarando con agua tibia.

2. Utiliza mascarillas de mantequilla o limón. 15 minutos diarios serán suficientes para disimular tus pecas.

3. Mojar tu piel con agua oxigenada y/o vinagre también te ayudará, aunque estos tratamientos son algo más agresivos.

4. Usa frecuentemente cremas hidratantes con protección solar alta, de esta forma frenarás el crecimiento y multiplicación de las pecas.

5. Un buen maquillaje contribuirá igualmente a que disimules las pecas y, con ello, a que te sientas un poco mejor.

Recuerda que, en caso de duda, los mejores consejos serán siempre los que te dé un experto en dermatología.