El sistema operativo Windows celebra este 20 de noviembre (casualidad este servidor de Diginota, tambien esta de cumpleaños el dia de Hoy) su vigésimo quinto aniversario convertido en un software omnipresente que hace funcionar a más del 90 por ciento de los ordenadores de todo el mundo, una trayectoria jalonada de éxitos que no ha estado exenta de fracasos.

Su debut fue tardío y discreto; el Windows 1.0 ofreció pocas novedades al sector informático donde los Macintosh de Apple ya funcionaban a base de ventanas y la computación estaba dominada por la estructura del DOS (”Disk Operating System”).

Cumpleaños de la ventana de Microsoft,Windows celebra 25 años 0
ver imagen

Algunos expertos de la época llegaron incluso a despreciar, por considerarlo poco vanguardista, aquel software desarrollado por Bill Gates y Paul Allen.

“Nadie que usara la primera versión habría predicho que Windows dominaría el mercado del PC 25 años después”, afirmó recientemente el analista Jon Brodkin en un artículo para la revista tecnológica Network World.

A pesar de las críticas, la joven compañía, a la que ya se había sumado Steve Ballmer, consiguió que algunos modelos de ordenadores nuevos llevaran instalado de fábrica su sistema operativo, un logro comercial que marcaría el camino a seguir.

En 1988 Microsoft pasó a encabezar la lista de empresas de software por ventas.

La fama, sin embargo, le llegó en mayo de 1990 con el lanzamiento del Windows 3.0 que coincidió con la popularización de los ordenadores personales en los países más industrializados.

El Windows XP establecería el estándar moderno del sistema operativo de Microsoft, hasta el punto de que casi una década después de su lanzamiento sigue siendo el Windows más popular. Su era parece que llegará a su final con Windows 7.

El último sistema operativo de Microsoft, al margen de su software para móviles, salió en 2009 y Microsoft vendió más de 240 millones de licencias para ese producto en su primer año de vida. De seguir así, se calcula que XP pasará a la historia en dos años y medio.

Vía EFE