Científicos Aseguran que el brócoli previene y “mata” el cáncer 0Científicos en Estados Unidos aseguran que el sulforafano, un compuesto que se encuentra en el brócoli y otras plantas crucíferas, no sólo posee propiedades anticancerosas sino también puede matar selectivamente a células cancerosas sin afectar a las células sanas.

El hallazgo, de la Dra. Emily Ho y un grupo de científicos de la Universidad del Estado de Oregon, demuestran por primera vez que este compuesto es seguro y quizás pueda utilizarse para desarrollar un tratamiento contra el cáncer, particularmente cáncer de próstata y cáncer de mama.

También se han empezado a comprobar los beneficios del sulforafano como compuesto anticanceroso y antimicrobiano. Lo que falta por definir son las cantidades necesarias para ofrecer beneficios a la salud. Y también depende de la forma como se consuma.

La Dra. Ho y su equipo,  publican sus resultados en la revista Molecular Nutrition and Food Research (Nutrición Molecular e Investigación Alimentaria). Estudios anteriores habían demostrado que el sulforafano parece inhibir la actividad de un grupo de enzimas, llamadas enzimas histona deacetilasa o HDAC, involucradas en el desarrollo del cáncer.

Este grupo de enzimas, explica la Dra. Ho, tienen acceso al ADN y juegan un papel en la forma como se expresan algunos genes, incluidos los genes supresores tumorales, los cuales pueden reducir el riesgo de que una célula sana se transforme en una célula cancerosa.

En estudios llevados a cabo con ratones alimentados con una dieta rica en sulforafano los científicos lograron disminuir el crecimiento de un tumor de próstata, y demostraron que el sulforafano logró dirigirse a las células cancerosas sin dañar a las células de próstata normales de los ratones.

Estos resultados sobre la seguridad relativa del sulforafano en el tejido normal tienen una importancia clínica relevante para que el sulforafano pueda utilizarse en la clínica.

Actualmente se están llevando a cabo ensayos clínicos para probar la eficacia de este compuesto como tratamiento de cáncer de próstata y mama. Los expertos subrayan sin embargo, que para aprovechar todos los beneficios que pueden obtenerse con las crucíferas, hay que comerlas crudas.

Según los investigadores el consumo de brócoli crudo resultó en una mayor absorción, más biodisponibilidad y mayor cantidad de plasma de sulforafano comparado con el brócoli cocido.

Fuente: cuidatusaludcondiane.com