La joven de la imagen es Xu Pinghui, una adolescente de nacionalidad china que tiene 13 años de edad. Desde que tenía ocho meses de vida padece una extraña enfermedad, que se originó cuando una fiebre motivó que la niña no pudiera parar de emitir risas incontrolables.

Xu no puede hablar, y se comunica con su familia por medio de sonidos en su risa. Por supuesto es un caso que atrae estudios de los mas afamados doctores, quienes quedan perplejos ante su situación. Los padres claro se encuentrandesesperados por que alguien los ayude a dar finalmente con una cura y que su hija pueda vivir una vida normal. La madre, Yang Longying dice que se ríe desde los ocho meses, mientras que su padre cuenta que ya no tienen consuelo, permanentemente ven sus risas y es como si llorara.

El próximo paso es realizarle una exploración con escáner que ayude a los especialistas a intentar nuevamente encontrar respuesta a esta extraña enfermedad.

Fuente: 20minutos