Todo lo que hay que saber sobre los nuevos televisores con Internet 0
Ya valen casi lo mismo que los LCD tradicionales. Ofrecen contenido local

Los televisores ya no son los de antes. Porque además de proyectar una definición admirable, un sonido de gran fidelidad y navegación por Internet, también ofrecen la posibilidad de bajar aplicaciones. Y si bien todavía no son capaces de razonar, todas estas propiedades les han valido el calificativo de inteligentes.

Pero el hecho de conectarse a Internet no implica que la computadora se hunda en el televisor. Al no tener un teclado para ingresar datos, la experiencia que proponen a través del control remoto es limitada y no escapa a la contemplación de una pantalla.

Básicamente, su contenido habitual se enriquece y la cantidad de canales es casi ilimitada.

A diferencia de la TV tradicional donde la información se asimila en forma pasiva, con un Smart TV se puede elegir qué mirar, en qué momento y con quien compartirlo.

En los últimos meses estos equipos se convirtieron en la fuerza de empuje de todas las marcas. Esto se refleja en una gran cantidad de publicidad en diarios, revistas y en mucha presencia en las góndolas.

La semana pasada Panasonic se sumó a la movida y lanzó en el país sus primeros televisores con Internet, que llegan para engrosar el catálogo de los que ya se están ofreciendo desde hace un tiempo: Philips, Sony, Samsung y LG.

Los más simples y básicos arrancan en $ 3.500 y son LCD de 32 pulgadas. A medida que los modelos se van complejizado (LED, 3D, control táctil) y la pantalla se ensancha, el precio se incrementa hasta superar los $ 24 mil.

La mayoría de los aparatos de gama alta traen imagen en 3D. Esta tecnología es como un gran moño que no termina de encontrar la caja a la cual adornar. Un estudio de IC Insights dice que la televisión 3D, la gran novedad del año pasado, pasó hoy a ser un complemento de los Smart TV. Se estima que un 20% de las ventas de aparatos en el mundo durante 2011 fue de televisores inteligentes y se espera que aumente a 40% el año próximo. Sobre la avanzada de estos chiches cibernéticos, Alexander Pierrou, Gerente de Philips Argentina, explica que “Smart TV significa un cambio de paradigma en TV y va a seguir creciendo sobre los volúmenes totales. En Europa el 40% de los televisores que vendemos tienen Internet. Y en Argentina, este año esperamos llegar a las 40 mil unidades”.

En su afán por establecer una diferencia, las marcas utilizan las aplicaciones para despegarse del resto. Sony suma Skype y Sintonizador Digital Terrestre Integrado. Philips cuenta con 16 aplicaciones locales especialmente desarrolladas y 250 globales. LG tiene un acuerdo con Netflix. Los Samsung permiten chatear mientras se ve los contenidos de la TV.

 

Especial TV