Un sudafricano se transformó en el piloto ciego más rápido del mundo, al cruzar una remota pista de aterrizaje a 269 Km/h.

Ciego desde los 33, Hein Wagner, residente de Ciudad del Cabo, contó con la colaboración de un copiloto vidente para lograr quebrar este récord.

Una vez finalizado el cruce del aeropuerto, Wagner le comentó a los periodistas que tenía ganas de realizarlo nuevamente, aunque esta vez, a bordo de una aeronave.

"Estoy muy felíz", aseguró el piloto, cuya sesión de manejo a bordo de un Maserati V8 GranSport prestado fue monitoreada por la organización Motorsport, encargada de tomar los tiempos, y filmada por personal del Libro Guinness de los Récords.

La proesa de este piloto, realizada en un aeropuerto sudafricano al borde de la frontera con Botswana, tenía como principal propósito llamar la atención de la gente y generar conciencia sobre los problemas que deben atravesar cotidianamente las personas no videntes, además de recaudar fondos para esta causa.

El récord anterior, establecido por un banquero británico ciego, había sido de tan sólo 233 Km/h.

"Conduje sin seguro. Nadie quiso darnos uno", comentó Wagner al bajar del automovil.

noticiaslocas.com