Todos hemos estado allí, en el momento más importante de toda fiesta de cumpleaños: cuando llega la torta. Sin embargo, este emotivo instante a veces puede transformarse en una pesadilla por culpa de parientes desafinados y amigos que creen formar parte del coro de los Niños Cantores de Viena pero que entonan como barrabravas.

Para solucionar esta incómoda situación y evitar que los invitados se sientan obligados a cantar, se ha inventado la bandeja musical para tortas. ( aquí la puedes ver )

Este plato multifuncional no sólo viene con unos parlantitos por donde suena el "Cumpleaños feliz", sino que además nos ayuda a cortar el pastel en porciones iguales. Unas luces de LED en su perímetro indican donde realizar el corte perfecto para que los niños (y algunos adultos también) no se peleen por quién se queda con la porción más grande.

Por si fuera poco, el plato de la bandeja musical gira sobre sí mismo, para que decorar y cortar la torta sea una tarea sencilla y rápida.