Actualidad

Niña describe síndrome del “pulgar de la PlayStation”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Safura Abdool Karim, una estudiante
                  sudafricana de 13 años, se ha convertido en la autora más
                  joven del mundo en publicar un estudio médico en una revista
                  especializada. Ha sido en el "South African Medical Journal",
                  donde ha demostrado la existencia del llamado "pulgar de la
                  PlayStation", un nuevo síndrome asociado al juego compulsivo
                  de la videconsola.

Enrojecimiento, hormigueo, pérdida de la sensibilidad y
                  ampollas son algunos de los síntomas característicos de esta
                  nueva patología, típicamente adolescente, asociada al uso
                  frecuente de este entretenimiento. Safura acaba de describirlo
                  por primera vez.

                  Lo ha hecho después de entrevistar a más de 120 antiguos
                  compañeros de colegio y preguntarles si sufrían algún problema
                  después de jugar a la consola. De sus respuestas se extrae que
                  28 de los 60 chicos encuestados y 17 de las chicas jugaban
                  habitualmente con la "Play". De ellos, ocho de los varones y
                  siete de las adolescentes se quejaron del enrojecimiento y
                  cosquilleo de sus pulgares, así como de la aparición de
                  ampollas.

                  A juicio de la joven autora, que eligió el tema para un
                  trabajo de ciencias del colegio, el síndrome podría parecerse
                  a las llamadas lesiones por estrés, que se producen a causa de
                  movimientos repetitivos (en una cadena de montaje, por
                  ejemplo), con la única diferencia de que éste afecta
                  mayoritariamente a personas adultas.

                  "Hoy en día", reflexiona Safura, "los ordenadores y estos
                  juegos están originando nuevos problemas médicos, como el
                  pulgar de la PlayStation, cada vez más frecuentes en niños". A
                  Safura, que ha contado a "elmundo.es" que de mayor quiere ser
                  epidemióloga ("o tal vez abogada"), no le gusta jugar a la
                  consola, y ni siquiera tiene una PlayStation en casa: "¡No la
                  tenía antes del proyecto y mucho menos ahora!", confiesa
                  divertida.

                  El editor de la revista, encargado de su selección para que
                  haya podido llegar a ser publicado, JP van Niekerk, asegura
                  que es una buena investigación, que ha sido publicada sobre
                  todo por sus méritos, "aunque también pensamos que era
                  divertido". De hecho, el trabajo estará disponible para
                  científicos de todo el mundo gracias a que ha sido incluido en
                  el Index Medicus, un registro internacional de artículos
                  científicos.