Las denuncias vuelan cuando se trata de Android. El último episodio lo protagoniza Microsoft, que ha denunciado recientemente a Motorola por la violación de algunas patentes en sus teléfonos relacionadas con los avances que ha ido sufriendo cada versión del sistema operativo móvil de Google. Justo a unos días de la presentación oficial de Windows Phone 7.

Microsoft ha acusado a Motorola ante la Comisión de Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés) y ante un tribunal de Washington por la violación de varias patentes en sus modelos que funcionan con Android. Es decir, los teléfonos de la familia Motorola Droid, que en Europa han sido redefinidos como Milestone y DEXT.

La explicación ha llegado por parte del vicepresidente de Microsoft para asuntos corporativos, Horacio Gutiérrez. En una nota publicada en uno de los blogs de la compañía ha acotado las demandas a aquellas "relacionadas con desarrollos en marcha en el campo de la telefonía inteligente". Concretamente, con las funciones que los hacen 'inteligentes', añade Gutiérrez, como la posibilidad de sincronizar cuentas de correo electrónico en tiempo real, Exchage ActiveSync. Otra de las reclamaciones hace referencia al uso diario de estos modelos Android como gestores de agenda: citas, calendario, listas de contactos, etc.

En cuanto a los avances técnicos, Microsoft reclama a Motorola sobre las patentes para la gestión del espacio de almacenamiento y los indicadores sobre la señal de cobertura.

Tras distanciarse de Motorola, Microsoft llegó a un acuerdo con HTC para licenciar el uso de algunas de sus patentes sobre telefonía móvil en los Android del fabricante, una de las compañías que más beneficio ha sacado al sistema operativo móvil de Google. Sin embargo los términos de dicho acuerdo no fueron publicados por lo que no es posible saber si hay algún tipo de incompatibilidades a este respecto.

El mes de Windows Phone 7

Otra de las razones para impedir la evolución de Android está en la competencia directa que ejercerá contra su nuevo sistema operativo, Windows Phone 7, que aspira a ganar cuota del mercado de los 'smartphones', aumentando la satisfacción el cliente mediante la calidad.

El próximo 11 de octubre tendrá lugar la presentación oficial en Nueva York, previa al lanzamiento del teléfono días después en Norteamérica y los países más grandes de Europa.

Via: ReadWriteWeb.es