Los yogures con probióticos pueden aliviar síntomas de VIH 0

En muchos países del mundo existen graves problemas económicos que traen consigo una gran cantidad de consecuencias indeseables. Una de ellas es la falta de recursos que muchos individuos poseen para combatir numerosas enfermedades crónicas que necesitan de tratamientos intensivos para poder ser sobrellevadas.

 

Afortunadamente la ciencia siempre busca solucionar este tipo de problemas, y en este caso especialistas han encontrado un pequeño pero significativo alivio para las personas que padecen VIH. Resulta que el investigador de la Universidad de Ontario Occidental, Gregor Reid (quien también es el director del Centro de Investigación y Desarrollo en Probióticos y del Instituto Lawson de Investigación Sanitaria de Canadá) expresó que consumir yogures con altos contenidos de bacterias probióticas puede ayudar en gran medida a los pacientes de esta patología tan indeseable, en lo que respecta a aliviar algunos de sus síntomas más comunes, los cuales son al diarrea y la debilidad general que suelen presentar los individuos infectados.

Asimismo, Reid indicó que estos yogures específicos pueden ser realmente beneficiosos para el sistema inmunitario de los pacientes.

Además de todo esto, Reid manifestó que estas conclusiones se sacaron gracias a una investigación llevada a cabo en África, en donde científicos canadienses junto con estudiantes voluntarios de todas partes del mundo fabricaron yogures con la bacteria probiótica lactobacillus rhamnosus GR-1 y realizaron estudios a los consumidores de dicho alimento. El mismo Reid calificó los resultados de los investigadores como “extremadamente alentadores”.

A pesar de que hay que tener en cuenta que se trata de un estudio poco controlado y las conclusiones se realizaron en base a muy pocas muestras de pacientes, se trata de una esperanza para aquellas personas que padecen VIH y no tienen los recursos económicos para enfrentar su enfermedad y los síntomas que ésta provoca.

Preguntas y respuestas de los PROBIOTICOS.