Curiosidades y Artículos

En un avión la gordura es un problema de peso

Durante el vuelo una azafata de la empresa "Britannia Airways" le pidió a ocho pasajeros gordos que se cambiaran de puesto para equilibrar el peso del avión.
Los ocho ‘gorditos’ fueron enviados a los asientos delanteros del avión, ya que el capitán no estaba conforme con la distribución de peso en la cabina.

"Miraba fijamente. Al principio pensé que era gracioso pero debe haber sido bastante humillante para cualquier persona grande que se encontraba sentada en los últimos asientos", comentó Peter.

Pese a la incomodidad de los pasajeros, el vuelo terminó en feliz término.
Fuente: RCN Televisión