Actualidad

En aumento cirugía estética de hombre “En busca de los pectorales perfectos”

La cirugía de pectorales puede durar hasta dos horas y debe practicarse con anestesia general.

La cirugía estética, al igual que los diferentes procedimientos cosméticos, se vuelven cada día más populares entre aquellas personas que quieren vivir de manera más saludable y que su físico también revele la manera cómo se sienten interiormente.

Esto no es un deseo exclusivo de las mujeres, el número de hombres que quiere cambiar las cosas que no le gustan de su cuerpo continúa en aumento, de acuerdo con la American Society of Aesthetic Plastic Surgery. Aunque, tal vez, ellos tienen otras expectativas.

“Los hombres solicitan diferentes procedimientos que varían de acuerdo a su edad”, destaca el doctor Leonard Tachmes, cirujano plástico que tiene su práctica en Miami Beach.

“Justo antes de llegar a los 50 años de edad, la preocupación masculina es la cara, las arrugas, la papada, las ojeras y también el abdomen; pero los jóvenes entre los 20 y los 40 años se preocupan más por la perfección de su cuerpo, quieren lograr mayor definición en ciertas áreas, como el pecho y el abdomen’’, precisa.

Entre esos hombres jóvenes que cuidan de la apariencia de su cuerpo, una de las cirugías que en los últimos años cuenta con creciente demanda son los implantes de pectorales, que dan esa apariencia abultada del pecho que se logra naturalmente después de horas diarias en el gimnasio.

“Por lo general, quienes solicitan esta cirugía son hombres que, pese al trabajo constante con las pesas, no han logrado el volumen que desean’’, comenta el cirujano.

Los implantes de pectorales son diferentes que los que se usan en los implantes de seno. Los de hombre están hechos con silicona sólida, pero suave y flexible; no están rellenos de gel y no se rompen. Vienen en tamaño estándar, pero pueden ser también hechos a la medida en proporción con el cuerpo del paciente.

 

“Una cirugía de aumento de pectorales puede durar hasta dos horas y debe practicarse bajo anestesia general porque se trabaja en un área rodeada por órganos vitales. El trabajo consiste en, a través de una incisión de cinco centímetros en la axila, llevar los implantes hasta un espacio o especie de bolsa que se abre debajo del músculo pectoral’’, explica el cirujano. “En ese espacio, que se abre con instrumentos especiales, los implantes deben quedar perfectamente acomodados para que luego no se muevan’’.

Imágenes tomadas antes y después de practicarse una cirugía de pectorales

Como en muchas de las cirugías plásticas, los especialistas advierten que el paciente debe tener expectativas reales, los implantes aumentan el volumen mas no la definición de los músculos. Además, al igual que la mayoría de procedimientos de este tipo, tiene un índice de riesgo de infección y de sangrado.

“La recuperación puede tomar hasta un mes, el músculo pectoral está ligado al de los brazos y puede resultar incómoda. No se presenta mucho el caso de rechazo de material’’, comenta Tachmes.

En un área vecina a los pectorales, otra meta de quienes trabajan su cuerpo son los admirados six packs, que a veces no se logran ni con cientos de abdominales, ni trabajo con pesas ni dietas especiales.

La realidad es que puede ser extremadamente difícil eliminar la capa de grasa que cubre la región abdominal y convertirla en músculo. Sólo unos privilegiados lo logran. Una herramienta secreta son los llamados implantes abdominales, también en silicona sólida; pero existe además el recurso de la liposucción en el área para lograr el efecto de la división de los músculos en el abdomen.

“A través de la llamada High Definition Liposuction, un procedimiento que combina la alta tecnología del Vaser, un sistema de lipoescultura, es posible retirar de manera precisa el exceso de grasa que rodea determinados grupos de músculos del abdomen y así realzar la apariencia de sus contornos naturales y simular la apariencia de tonificados abdominales’’, explica el cirujano.

“No es lo mismo que cuando se hace una liposucción corriente, hay que saber calcular de dónde sacar grasa y dónde dejar, para así lograr esculpir el abdomen a la perfección’’, agrega.

El Vaser (Vibration Amplification of Sound Energy at Resonance) hace uso de una avanzada tecnología de ultrasonido que disuelve la grasa antes de extraerla y así permite más control de su aspiración y menos trauma en los vasos y tejidos adyacentes. Por consiguiente, hay menos dolor y molestia posterior al procedimiento, que generalmente se practica con anestesia local.

Este tipo de liposucción, en casos de extracciones mínimas de grasa, permite al paciente regresar a casa el mismo día. Debe evitarse el ejercicio por un par de semanas o lo que disponga el cirujano en cada caso en particular.•

Fuente y fotos ; elnuevoherald.com