Curiosidades y Artículos

El sueño de un mecánico

La escudería McLaren ha seguido la estela de Ferrari desde que se fundó hace cuatro décadas. Ron Dennis, su propietario desde 1980, era un simple mecánico que amasó una fortuna gracias a su pasión por las carreras. Y sólo le sirve ganar, por eso ha contratado para pilotar uno de sus bólidos a Fernando Alonso, el campeón con más proyección de futuro.

Fue fundada en 1966 por el neocelandés Bruce McLaren, que debutó en el Gran Premio de Mónaco al volante de un coche impulsado por un motor Ford V8 de 3 litros de cilindrada, adaptado de los que se utilizaban en Indianápolis.

La primera victoria para la escudería la lograría el propio Bruce McLaren al imponerse en el Gran Premio de Bélgica de 1968, disputado en el legendario circuito de Spa-Francorchamps y ese mismo año se impondría en otras dos carreras: Italia y Canadá.

FITTIPLADI, PRIMER TÍTULO

Bruce McLaren fallecía víctima de un accidente el 2 de junio de 1970 mientras probaba en el circuito británico de Goodwood el coche con el que iba a participar en el campeonato Can-Am. Su viuda, Pat, y su socio, Teddy Mayer, se hicieron cargo de la gestión del equipo.

Cuatro años más tarde, McLaren conseguía el título mundial de pilotos con el brasileño Emerson Fittipaldi y el primero de los ocho de constructores que ha logrado hasta el momento.

Dos años después, en 1976, el británico James Hunt quien sumaba el segundo campeonato de pilotos.

A partir de 1980, la escudería entra en una profunda crisis y entra en escena Ron Dennis, entonces propietario del equipo de Fórmula 2 “Projet Four”, que compra las acciones de Teddy Mayer y se hace con la propiedad de McLaren Cars.

LA ÉPOCA DORADA

Comienza entonces la época dorada de la escudería británica, de la mano del frío y perfeccionista Dennis, un hombre que -en el extremo opuesto del popular Flavio Briatore, patrón de Renault- vive desde hace años dedicado exclusivamente a las carreras, imprimiendo primero orden y limpieza, en un mundo de manchas de aceite, y exprimiendo después todas las posibilidades tecnológicas para conseguir los mejores motores y los coches más rápidos.

En los años 80, Dennis revolucionó la Fórmula Uno con la incorporación de los chasis de fibra de carbono, a propuesta del legendario ingeniero John Barnard, porque el patrón de McLaren siempre se ha preocupado de rodearse de los mejores en todos los campos.

Con Ron Dennis, Mclaren ha conseguido nueve títulos de pilotos con deportistas que han pasado a la historia: el austríaco Niki Lauda (1984); el francés Alain Prost (1985, 1986 y 1989); el finlandés Mika Hakkinen (1998 y 1999) y el brasileño Ayrton Senna (1988, 1990 y 1991).

A los títulos de conducción hay que sumar siete de constructores 1984, 1985, 1988, 1989, 1990, 1991, 1998.

En un mundo tan inestable en los últimos años como la Fórmula Uno, a Ron Dennis, en su calidad de patrón y propietario de McLaren-Mercedes, no le tembló el pulso para invertir más de 400 euros en la construcción de su nueva sede, ubicada en la localidad de Woking (Surrey, Inglaterra), inaugurada en mayo de 2004 por la propia Reina de Inglaterra.

Paragon, como se conoce a la sede de McLaren, es un enorme edificio circular de 57.000 metros cuadrados diseñado por Norman Foster que cuenta con las más modernas tecnologías para acoger a los 900 trabajadores de la firma.

A partir de 2007, esta será la nueva casa de Fernando Alonso, quien hasta entonces seguirá residiendo en Oxford, a escasos kilómetros de Enstone, donde radica la sede de Renault. Eso sí, los colores de las famosas “flechas plateadas” deberán cambiar al rojo de su nuevo patrocinador, Vodafone, aunque incluirán el plata de Mercedes.

En la pasada temporada, falta de fiabilidad impidió que McLaren ganase el título, pese a que ganó 10 de 19 carreras del campeonato.

El patrón de McLaren no deja nada a la improvisación y no le gusta verse sorprendido, por eso se fue directamente a por el joven campeón Alonso.

También el fichaje del colombiano Juan Pablo Montoya se anunció también con un año de antelación.

Todavía no está decidido cual de los dos actuales pilotos, el colombiano Juan Pablo Montoya o el finlandés Kimi Raikonnen, deberán dejarle su puesto al corredor español. "Estamos en discusiones con nuestro pilotos”, explicó Ron Dennis tras el anuncio del fichaje de Alonso.

"Ambos, Juan Pablo y Kimi, son pilotos de Fórmula Uno extremadamente talentosos, profesionales y competitivos", agregó Dennis .

De momento, según Dennis , tanto Montoya como Raikkonen deberán concentrarse en la preparación de la temporada de 2006, de la que, al parecer, dependerá la decisión sobre el piloto que deberá dejar la escudería.

"Nuestra meta para el próximo año es clara, queremos ganar carreras y tener en 2007 a dos campeones del mundo corriendo para la escudería", concluyó este británico que ha cumplido paso por paso los sueños que comenzó a elucubrar entre aceites, manchas y suciedad.