Dos jóvenes tailandeses que estudian en el mismo colegio acaban de descubrir que han crecido durante 10 años en el seno de una familia que no es la suya, debido a un error de identidad en el hospital donde nacieron, anunciaron este martes responsables locales

Según Virat Ketmetha, responsable provincial de la Salud pública, las familias comenzaron a dudar de que sus hijos fueran realmente suyos tras los persistentes comentarios de los otros escolares, quienes afirmaban que Jeerawuth y Orawan no se parecían en nada a sus progenitores. Unos análisis de ADN confirmaron después el error en el nacimiento, añadió.

Las dos familias acordaron que deberán ser los propios niños quienes decidan si seguir con sus actuales familias o por el contrario volver con sus padres biológicos.

Los responsables de la maternidad no estaban en condiciones de explicar cómo podía haberse producido tal "confusión", ya que, además, todos los documentos hospitalarios son destruidos al cabo de cinco años.

Fuente: AFP