Imagen: alcatel-lucent.com

La compañía Alcatel-Lucent presentó hoy en Londres un dispositivo capaz de sustituir las funciones de una antena de telefonía móvil con un tamaño de apenas unos centímetros y un peso de 300 gramos.

Cada “LightRadio”, como se ha bautizado este sistema, es un pequeño cubo que casi cabe fácilmente en la palma de la mano y es lo suficientemente pequeño como para ser montado en un lateral de un poste eléctrico.

La antena en cuestión puede transmitir en todas las frecuencias que usa la telefonía móvil en el mundo (desde 400 hasta 4.000 MHz) y es compatible con las tecnologías 2G, 3G y 4G.

Al apilar varios dispositivos en un mismo punto, la compañía aseguró que pueden sustituirse cuatro o cinco antenas convencionales de telefonía móvil en una sola.

El presidente de la división de móviles de Alcatel-Lucent, Wim Sweldens, afirmó que esta nueva tecnología permitirá hacer frente a la “explosión” en la demanda de transmisión de datos a través de móviles, que se espera que continúe aumentando a un ritmo acelerado durante los próximos años, con un coste más reducido y un consumo de energía mucho menor al de las antenas tradicionales.

Según Sweldens, la implantación de esta tecnología reduciría a la mitad la energía consumida por la infraestructura de las redes de comunicaciones en todo el mundo.

Aunque está previsto que el “LightRadio” comience a comercializarse en 2012, ya hay tres operadores de telefonía que han comenzado a experimentar con el producto: la compañía Orange en Europa y África; Verizon en Estados Unidos y China Mobile en Asia.

Sweldens señaló que la creciente complejidad de las redes de datos obliga a las compañías a invertir más de 150.000 millones de euros al año en operar esa infraestructura, algo que “debe cambiar de forma drástica” para hacer frente al aumento de la demanda previsto para los próximos años.

Imagen: alcatel-lucent.com

El directivo señaló que la oportunidad que supone para la industria el auge de los dispositivos móviles capaces de conectar a la red tiene como contrapartida algunas “sombras” que hay que solucionar.

En primer lugar, el problema del consumo energético de las redes de comunicación, que en 2015 serán responsables de unas emisiones diarias de CO2 comparables a las producidas por 15 millones de automóviles.

Sweldens también se mostró preocupado por la “brecha digital” que se abre entre aquellos que tienen acceso a Internet y aquellos que todavía no forman parte de la sociedad digital.

El bajo consumo de energía de esta nueva tecnología, que permite poner en funcionamiento una antena de telefonía a partir de fuentes renovables, facilitará el acceso a la red a los más de cinco mil millones de personas en el mundo que todavía no tienen acceso a la banda ancha, señaló el directivo.

El responsable de telefonía móvil de Alcatel-Lucent apuntó también que el “LightRadio” permitirá reducir el impacto visual que provocan las más de tres millones de antenas que existirán en el mundo, según sus estimaciones, en 2015.

 

 

Fuente: EFE Londres

1 Comentario

  1. El tema se complica si ahora ya hay problemas de radiaciones luego la gente se freirá como hamburguesas ya que crecerán las antenas y la mayoría serán ilegales , se descubrirán y se quitarán y tal como se quiten se volverán a poner, como experto en contaminación electromagnética, estaremos allí para identificarlas y proteger a la población

Comments are closed.