(AFP).- Un estudio canadiense señaló que los bebedores de cerveza tienen más riesgo de desarrollar cáncer de pulmón que aquellos que no la consumen, mientras que el vino tendría un efecto positivo, señalaron los autores del informe a la AFP.

Ya que fumar y beber van de la mano, los científicos de la Universidad McGill en Montreal lograron "filtrar" la variable del cigarrillo y obtener resultados más precisos.

Las conclusiones del estudio muestran que "la cerveza aumenta el riesgo de cáncer al pulmón", señaló Andrea Benedetti, principal autora del informe.

Por el contrario, destacó que el vino parece tener el efecto opuesto, lo que puede ser explicado por las diferentes composiciones de las bebidas o por los distintos modos de vida de sus consumidores.

"El tipo de personas que beben cerveza son usualmente diferentes del tipo de personas que beben vino en términos de estatus socio-económico, nivel educativo, estilo de vida y hábitos alimenticios", señaló Benedetti, al oponer "cerveza y papas fritas contra vino y ensalada".

A su vez, la especialista destacó que comer frutas y vegetales regularmente parece contrarrestar el efecto cancerígeno de la cerveza.

Las conclusiones del análisis fueron publicadas en la edición del mes de mayo de la revista "Cancer Causes and Control".