Disney-Pixar estrena este verano la secuela de “Cars”, la película animada que cuenta las aventuras de “Rayo McQueen” y sus amigos. Puedes conocer a todos los personajes de la cinta a través de este adelanto que te brinda Diginota.com “El Rayo” McQueen (alias “El Rayo”). El número 95 continúa siendo un automóvil de carrera de primera, pero sus días de principiante han finalizado. Tras haber ganado cuatro veces la Copa Pistón, “El Rayo”, quien ahora reside en Radiador Springs, se ha convertido en una auténtica celebridad mundial. Luego de su última victoria, él regresa a su hogar para disfrutar de una temporada tranquila junto a su amada Sally, su mejor amigo Mate y el resto de la familia. Pero el descanso se ve inesperadamente interrumpido cuando Mate, sin querer, lo hace ingresar en el Grand Prix mundial, una destacada competición automovilística en tres etapas, que lo llevará a correr por todo el mundo. Pintado para la ocasión, y con verdaderos faros delanteros, “El Rayo” parte hacia Japón, Italia e Inglaterra, en compañía de su amigo Mate, para embarcarse en la gran aventura de sus vidas. Pero la competición frente a los automóviles más veloces del mundo pone a prueba todas sus habilidades en la pista cuando él advierte que su mejor amigo puede no ser el jefe de boxes ni el representante que necesita para aventurarse en el desconocido terreno internacional…

Luigi. Otro habitante de Radiador Springs, es un impulsivo y sociable Fiat 500 italiano, de gran corazón. Dueño de la tienda Luigi’s Casa de la Rueda, es todo un virtuoso de los neumáticos. Él y su compinche Güido se unen a “El Rayo” y Mate como parte del equipo de mecánicos de “El Rayo” McQueen para el Grand Prix. Luigi, además de ser un aficionado y un fanático de todo lo italiano, siente una particular fascinación por los autos de carrera Ferrari. Cuando la competición lleva al equipo a su ciudad natal de Porto Corsa, Italia, Luigi estará loco de contento de poder enseñar al equipo de Radiador Springs su encantadora ciudad y las maravillosas costumbres de Italia. Su familia los recibirá de la más apasionada y grandiosa manera, muy a la italiana. Amore!

Güido. El pequeño montacargas de automóviles, es el eje central de Luigi´s Casa de la Rueda. Es el asistente y mejor amigo de Luigi y ambos son los más ardientes fanáticos de los automóviles de carrera Ferrari de todo el condado Carburador. Güido no sabe muchas palabras fuera del italiano, salvo sus clásicas: “Entrada a boxes”; pero es toda una autoridad con quien hay que vérselas a la hora de cambiar neumáticos durante una carrera. Al unirse al equipo de “El Rayo” McQueen, Güido hará alarde de su velocísimo desempeño en boxes, esta vez en la escena internacional, y quizás, sólo quizás… ¡logre ver algunos Ferraris!
Fillmore. El vehículo hippie de Radiador Springs es un relajado Volkswagen de la década de 1960, promotor de la paz y el amor. Y como le gusta decir a su amigo y vecino Sargento: “Quien ha sido hippie una vez, siempre será hippie”. En su popular tienda, Combustible orgánico, Fillmore elabora su propio carburante y además vende accesorios bohemios. Cuando se entera de que en el Grand Prix mundial sólo se competirá utilizando combustible alternativo Allinol, Fillmore cierra su tienda y se enrola como experto en combustibles en el equipo de “El Rayo” McQueen.
Sargento. El jeep verde del ejército es un patriótico veterano de guerra, dueño de la tienda de implementos militares de Radiador Springs. Su severa personalidad lo lleva a tener frecuentes discusiones con su vecino -y polo opuesto- hippie: Fillmore. Pero, a pesar de las diferencias, los dos son casi inseparables, aún durante sus viajes por el mundo. Sargento, un especialista en seguridad con conexiones militares en todo el mundo, se une a “El Rayo” y a Mate para participar en la gran carrera como miembro del equipo.
Mack. Es el leal conductor de larga distancia de “El Rayo” McQueen, que recorre el país de un extremo al otro y de carrera en carrera, siempre con una sonrisa dibujada en la rejilla. Tras dejar a “El Rayo” en Radiador Springs con su cuarto trofeo de la Copa Pistón, Mack parte con el resto del equipo de mecánicos hacia unas merecidas vacaciones. ¿Quién hubiera imaginado que “El Rayo” McQueen acabaría saliendo prontamente disparado hacia una nueva carrera alrededor del mundo?
Mate. En el ahora popular destino turístico de Radiador Springs, Mate tiene un nuevo status: es propietario de una tienda de remolque, es también un gran narrador de historias y el alma de la ciudad. Pero, sin lugar a dudas, su título preferido es ser el mejor amigo de “El Rayo” McQueen. Mate adora todas y cada una de las abolladuras que se ha ganado en sus aventuras con “El Rayo” durante todos estos años y espera ansioso volver a la diversión cuando su amigo regrese con la última Copa Pistón. Alegre, franco y extremadamente leal, Mate no duda en salir en defensa de su mejor amigo cuando éste está en apuros. Así es como ambos terminarán siendo partícipes de una competición automovilística internacional: el Grand Prix Mundial. Cuando “El Rayo” lo invita a unirse como miembro de su equipo de mecánicos, Mate por primera vez en su vida abandona el condado Carburador. Una vez en Tokio, Mate descubre que el mundo fuera de Radiador Springs es muy diferente, y que a algunos puede costarle más adaptarse a las costumbres modernas. Cuando es confundido por un agente secreto de los Estados Unidos, se ve envuelto en una aventura única. Dividido entre su trabajo como asistente de “El Rayo” y una nueva misión como espía internacional, Mate participa en una explosiva persecución a través de las calles de Tokio y otras ciudades de Europa, con un equipo de espías británicos y varios villanos internacionales.
Sally. Este Porsche 911 Carrera color celeste, es dueña del motel Rueda Rueda y del Condo Comod-Inn. También es la niña mimada de “El Rayo” McQueen, por eso espera ansiosa que él regrese de la última temporada de carreras de la Copa Pistón, para emprender un largo paseo juntos. Cuando, la misma noche de su regreso, “El Rayo” se compromete a participar en el Grand Prix Mundial, Sally no duda en apoyar firmemente a su corredor de carreras estrella y hasta lo convence de llevar a su amigo Mate con él. A pesar de que Sally permanece en Radiador Springs, también la maravillan los automóviles de carrera europeos… aunque sólo “El Rayo” hace ronronear su motor.
Ramón. Es el dueño del taller de mecánica y pintura de Radiador Springs. Es un verdadero artista, un mago de la chapa y pintura. Hubo una época en la que su único lienzo era él mismo, de manera que solía repintarse a diario. Pero desde que “El Rayo” McQueen ayudó a que Radiador Springs cobre notoriedad, Ramón cuenta con una abultada cartera de clientes, que incluye a la mismísima estrella del automovilismo. Antes de partir hacia el Grand Prix Mundial, “El Rayo” hace una parada en su taller para un nuevo trabajo de pintura… Y el look que logrará Ramón será realmente espectacular.
Flo. Es la dama con el corazón más grande de todo Radiador Springs, aunque también es un tanto impertinente. Es la dueña del restaurante local, el Café V8 de Flo, que es también la única gasolinera abierta kilómetros a la redonda donde se sirve el “combustible más refinado de los 50 estados”. Flo es actualmente la novia de Ramón. Miembro de una de las giras de Motorama en la década de 1950, cuando pasaba por Radiador Springs lo conoció y de inmediato quedó cautivada por el as de la chapa y pintura.
Sheriff. Es el encargado de velar por la paz y la seguridad de Radiador Springs y toma muy en serio su trabajo. Además le agrada contar historias y tomar siestitas detrás del letrero de Radiador Springs. Allí se encontraba cuando, años atrás, “El Rayo” McQueen pasó zumbando por primera vez y desató una turbulenta persecución que no terminó muy bien. Pero ahora, Sheriff espera al astro del automovilismo con las cuatro ruedas abiertas.
Lizzie. Oriunda de Radiador Springs, es una ancianita pero aún activa empresaria que vende pegatinas para los paragolpes, guardabarros y recuerdos de la Ruta 66 en su tienda de curiosidades. Es tan emprendedora como descarada. Su inquebrantable franqueza y sus excéntricos comentarios mantienen en vilo a pobladores y turistas, aunque ella no tenga registro de qué es lo que acaba de decir.
Finn McMissile. Es el jefe de espías británico. A pesar de ser elocuente y encantador, sus sigilosas estratagemas, inteligencia y años ejerciendo la profesión le permiten desbaratar los más inesperados ataques de los villanos logrando veloces y audaces fugas. Finn posee un diseño clásico de líneas elegantes, pero está equipado para hacer frente a toda clase de peligros con un arsenal de geniales armas y dispositivos entre los que se incluyen ganchos de amarre delanteros y traseros, lanzamisiles, explosivos magnéticos y un dispositivo de disfraz holográfico. Como un experimentado profesional en el campo del espionaje internacional, Finn cree que durante el Grand Prix Mundial se tramará una conspiración global. En medio de su misión secreta conoce a Mate, a quien confunde con un agente estadounidense encubierto bajo un excelente disfraz.
Holley Shiftwell. Es una hermosa y joven agente británica, apostada como espía en la ciudad de Tokio. Culta y astuta, conoce todos los trucos del oficio o, más bien, se vale de todas las instrucciones del manual de espionaje. Está dotada con el último equipamiento imaginable, desde cámaras y armas ocultas hasta un brazo telescópico y un visualizador holográfico desplegable. Holley es una agente muy motivada pero acaba de salir de la academia, de manera que su experiencia se basa más en las lecciones aprendidas que en situaciones de la vida real. Cuando en su última ultra secreta operación de campo, Finn McMissile solicita su ayuda y pericia técnica, Holley intenta concertar una cita con el agente más insospechado: Mate, un inocente atrapado en la intriga, que queda cautivado por la belleza de su nueva amiga.
Carla Veloso. La participante del Grand Prix Mundial viene de Rio de Janeiro, Brasil. La dulce pero poderosa diva latina es capaz de bailar la noche entera en el “Car-naval”, pero disfruta aún más de pasar la mayor parte del tiempo posible en las pistas de carrera. Luego de batir otro récord en el circuito local Interlagos, Carla fue convocada para participar de la carrera de resistencia de 24 horas de duración en Europa, donde logró una consistente serie de triunfos en el podio. En el Grand Prix Mundial, la orgullosa corredora brasileña es la única dama en la pista y está lista para demostrarle al mundo entero que la participante Número 8 está allí para ganar y llevar un gran triunfo a su país natal. También les dejamos el trailer oficial de “Cars 2″ de Disney-Pixar: