Curiosidades y Artículos

Y ¿DÓNDE ESTÁ EL “SEXO EXPLÍCITO”?

 

 

 

 

La justicia británica falló a favor de un consumidora de pornografía que demandó a una distribuidora por venderle videos “no tan extremos” como los que publicitaba.

Pabo Ltd., una empresa dedicada al comercio de videos pornográficos vía mail, deberá pagar más de 10 mil dólares de multa por publicitar “sexo explícito” que luego no aparece en los videos que vende.

Al menos eso es lo que asegura una consumidora que entabló una demanda contra la empresa, luego de que desestimaran sus reclamos.

Según denunció la compradora, las imágenes de “sexo explícito” que figuraban en las tapas de los tres videos que compró por mail, no aparecían en las películas.

La Justicia finalmente le dio la razón, y ahora la compañía deberá pagar más de 7 mil dólares de multa, otros 3.600 en concepto de gastos administrativos y, finalmente, 133 dólares de compensación para la defraudada mujer.

“Dado que la compañía no tuvo en cuenta las quejas de la consumidora, entonces ella decidió entablar una demanda por ‘publicidad engañosa'”, explicaron en los juzgados del condado.

Peter Denard, de “Trading Standards”, un organismo de defensa al consumidor, aseguró que “la gran mayoría de los consumidores de este tipo de productos tiene vergüenza de realizar un reclamo, por lo que las compañías terminan aprovechándose de ellos”.
noticiaslocas.com