Unboxing, el “sensual” arte de desempaquetar productos tecnológicos 0

La moda del “opening” (abrir) o “unpacking” (desempaquetar) es casi tan antigua como las plataformas de vídeo al estilo Youtube y el auge de los blogs, pero, según se desprende de las estadísticas de Google Trends, no fue hasta 2006 cuando el término “unboxing” (sacar de la caja) comenzó a aparecer de forma asidua para definir unánimemente este tipo de contenidos.

Más de 175.000 visitas y cerca de 1.300 comentarios en diez días es el balance numérico de un vídeo que muestra el desempaquetado y primeras impresiones de la nueva consola portátil de Sony, la PSVita que salió a la venta en Japón el 17 de diciembre. Cifras que ponen de relieve el morbo que despierta entre el público “geek” ser el primero en saber cómo es un producto más allá de la caja.

Un dispositivo tecnológico recién adquirido, una cámara de vídeo o fotos y conocimientos suficientes para subir el documento a internet -no hace falta ningún tipo de post producción y la voz en off es accesoria- son los ingredientes básicos para convertirse en el creador del éxito “techie” de la temporada.

Los autores de estos vídeos no aparecen en imagen, pero sus manos son las encargadas de desvelar capa a capa, como si de un “striptease” se tratara, cómo es el producto que llega a los consumidores y su correspondiente embalaje, qué complementos lo acompañan y cuál es la sensación al sujetarlo por primera vez.

Los vídeos -alojados normalmente en Youtube, pero también en páginas especializadas como unbox-it.com- suelen convertirse en la primera ventana de los consumidores para dar su opinión del producto, por eso las marcas están cada vez más atentas a cómo hacen sus cajas.

Solange Cummins, portavoz de Nokia en España, ha explicado a Efe que el equipo de diseño de la compañía “no sólo trabaja en el diseño de los terminales y en el software, sino también en cómo presentarlo para que sea atractivo”.

Cajas cada vez más pequeñas gracias a la universalización del cableado -algo que según Solange contribuye además a que se reduzcan las emisiones de CO2 al facilitar el transporte- y un diseño de todo el embalaje acorde con la imagen del producto son las líneas hacia las que ha evolucionado el empaquetado, impulsado, en cierto modo, por el interés por el “unboxing”.

Cuatro millones de personas han paladeado el “unpacking” de la edición coleccionista del videojuego “Call of Duty Modern Warfare 2″, convertido en el vídeo del género más visto de Youtube, pero a buen seguro que estas navidades televisiones conectadas, esperados modelos de teléfono móvil como el Nokia Lumia 800, tabletas, videojuegos y consolas protagonizarán nuevos y populares “unboxings”.

El encendido del dispositivo tecnológico en cuestión suele ser el punto y final de estos vídeos que, como imbuidos en un poderoso espíritu romántico, hacen que el envoltorio y los pequeños detalles sean por una vez más importantes que lo realmente práctico: el funcionamiento.

madrid (EFE)