Un sudafricano se casó con cuatro mujeres al mismo tiempo.

 

 

 

Milton Mbhele llegó a su casamiento en Weenen, cerca de Ladysmith, en una limusina blanca acompañado de sus cuatro novias. Todas ellas de blanco luciendo velos y ramos.

La ley sudafricana permite la poligamia -que es bastante frecuente en tribus como la Zulú o la Swazi- aunque los casamientos simultáneos son extremadamente raros.

Mbhele, empleado municipal de 44 años, sostuvo que el casamiento simultáneo -al que asistieron cientos de personas- es una forma de ahorrar dinero. Una de las cuatro novias es Thobile Vilakazi quien celebró la "renovación de los votos" porque está casada con Mbhele desde hace doce años y es madre de sus once hijos.

"Quiero que ella sea feliz. Casarse por segunda vez la pone contenta y el ingreso de tres nuevas esposas la alivia en cierta forma", explicó el novio. Las otras tres mujeres tienen 24 (dos de ellas) y 23 años.

Cada una de las cuatro mujeres vivirá en una casa diferente con el marido rotando entre ellas