Actualidad

Retiran popular píldora para adelgazar ( Meridia)

 

Abbott Laboratories acordó sacar del mercado su píldora de dieta Meridia, que lleva 13 años vendiéndose, debido a peligro de ataques al corazón y derrames cerebrales.
La compañía anunció la medida el viernes a petición de la Administración de Alimentos y Drogas (FDA), luego que un estudio vinculó Meridia a un alto riesgo de efectos secundarios cardiovasculares entre 10,000 pacientes a los que se les hizo seguimiento durante seis años. Abbott había dicho que las ventas en EEUU serían este año de $30 millones.

 


El fármaco fue retirado del mercado en Europa en enero mientras la FDA esperaba por la revisión de más datos del estudio y buscaba opiniones independientes antes de tomar una decisión. Esto, conjuntamente con el choque de FDA con los reguladores europeos al decidir en contra de sacar del mercado el fármaco de GlaxoSmithKline contra la diabetes Avandia en septiembre, ha hecho que críticos digan que la agencia muestra cada vez mayor negligencia en su misión de cuidar la salud pública.


"Los consumidores están sufriendo daños a causa de fármacos que no deberían estar en el mercado'', indicó Sidney Wolfe, jefe de investigaciones de salud del grupo de defensa al consumidor Public Citizen, radicado en Washington. "¿Por qué hay que seguir sacrificando gente para tener pruebas definitivas de que este fármaco no debería estar en la calle?"
Abbott indicó también el viernes por la mañana que pararía la venta de Meridia en Canadá y en Australia, donde se vendía bajo el nombre de Reductil.


Meridia fue aprobada en 1997 aunque pruebas mostraban que podía subir la presión sanguínea y el ritmo cardíaco. Public Citizen solicitó sin éxito a la FDA en el 2002 que prohibiera la píldora de dieta debido a reportes de ataques al corazón en mujeres jóvenes que la estaban tomando. El grupo radicado en Washington presentó una segunda petición en diciembre basada en los resultados tempranos del estudio.
FDA añadió advertencias a la información sobre el medicamento en enero, diciendo que no debería ser usada por personas con historia de enfermedades cardiovasculares. Asesores independientes de FDA votaron 8-8 el 15 de septiembre cuando se les preguntó si se debería retirar la medicina del mercado o dejarla disponible con nuevas advertencias o restricciones.
Abbott indicó que cumpliría el pedido de FDA, y que ellos mantienen que Meridia tiene más beneficios que riesgos.