Una modelo rumana lanzó el partido político de los hermosos. Alega que si todos fueran lindos aumentaría el turismo. Sanziana Buruiana, una modelo rumana, quiere mejorar la imagen de su país. Para ello ha fundado un nuevo partido político exclusivo para gente linda. En su plan de gobierno propone que los ciudadanos obesos paguen un impuesto de 10 euros por cada kilo de sobrepeso.

También, de ser electa, castigará a cualquiera que haga un chiste de “rubias tontas”. “Cualquiera que haga algo así necesita ir a prisión”, sostuvo la pulposa modelo.

Según su plataforma los ciudadanos que cometan infidelidades deberán pagar una multa de 100 euros y sólo modelos en bikini tendrán autorización para trabajar como guías turísticas. La joven considera que esto hará que Rumania se transforme en un destino preferido para los viajeros.