El fundador de Microsoft, Bill Gates, ha presentado una serie de productos ‘clave’ para que el gigante informático permanezca en cabeza en un futuro ‘todo conectado’, tema central del Consumer Electronics Show (CES) 2007 de Las Vegas (EEUU).

Una de las estrellas fue un coche ‘conectado’ a la Red, desarrollado gracias a un acuerdo con Ford; se trata de un vehículo con un sistema que permite activar mediante comandos de voz la música, la agenda telefónica e incluso la posibilidad de dictar mensages cortos SMS.
A esta propuesta se sumó un servidor doméstico para conectar los hogares y la posibilidad de transformar su flamante consola XBox 360 en receptor de TV por Internet —se espera que Apple presente, durante la convención MacWorld 2007 que se celebra esta semana en San Francisco, su ‘iTV’.
Poco a poco, la idea de ‘casa conectada’ va tomando forma, aunque poco tiene que ver con antiguos prototipos presentados a bombo y platillos hace unos años. No obstante, Gates subrayó que para alcanzar un mundo completamente conectado falta algo básico. "Falta un elemento clave, que son las conexiones", afirmó.
Terminó recordando que el próximo año su labor se alejará casi completamente de su compañía, para dedicarse completamente a su fundación humanitaria.

ALTA DEFINICIÓN

CES es la mayor exposición de tecnología para el consumidor del mundo, a la que acudirán 140.000 entusiastas de lo digital, según los organizadores. La alta definición es uno de sus platos fuertes, en plena lucha de formatos para la próxima generación de soportes digitales.
Precisamente, la surcoreana LG Electronics quiere acabar con la pugna entre los dos nuevos formatos de DVD con un aparato que reproduce los dos. Se trata de la combinación de dos reproductores: uno para el formato Blu-ray y otro para el HD DVD.
Los dos sistemas sostienen actualmente un pulso que recuerda al de finales de los años ochenta entre los sistemas VHS y BETA. En ese caso, el VHS ganó porque era más barato, a pesar de que el BETA era de mayor calidad. Los Blu-ray pueden almacenar más datos, pero también en esta ocasión son más caros.
El HD DVD, desarrollado por Toshiba, cuenta con el respaldo de Microsoft, NEC, Intel, Walt Disney y Paramount, entre otros, mientras que en el bando de Sony, autora del Blu-ray, están Panasonic, Sharp, Samsung, Dell y Hewlett-Packard.

DURA COMPETENCIA

La competencia entre ambos formatos, así como el alto precio de los sistemas, han hecho que sólo se hayan vendido 250.000 reproductores de la nueva generación de DVD este año, frente a los 750.000 que había previsto la Asociación de Productos Electrónicos de Consumo (CEA, en inglés).
Pero si este frente ha sido decepcionante para el sector, las ventas explosivas de televisiones de pantalla plana en Estados Unidos le han compensado con creces. Este año la CEA prevé ingresos por valor de 26.000 millones de dólares en EEUU a cuenta de los televisores con pantalla de cristal líquido (LCD) y de plasma, gracias a la caída de los precios, según informó la asociación.
En total, las ventas al por mayor de los fabricantes de aparatos electrónicos superarán los 155.000 millones de dólares este año, lo que supone un crecimiento del 7% respecto a 2006, cuando el sector reventó las expectativas y facturó un 13% más.
Mientras LG sigue aumentando el tamaño de sus pantallas (presenta un LCD de 100 pulgadas) y Toshiba desembarca en el mercado de los televisores de 50 pulgadas, Sharp anunció que su gigantesco televisor plano LCD de 108 pulgadas saldrá a la venta a mediados de año. Otras compañías, como Pioneer o Hitachi, siguen apostando también por el plasma.

bahiademalaga.com