Concepto de Playstation 4, por Tai Chiem
Play Station 4 concepto

Cediendo un terreno que jamás recuperaría en cuanto a ventas globales. La nueva estrategia de Sony sería seguir muy de cerca los movimientos de Microsoft, para planificar el lanzamiento de Playstation 4 en un marco temporal cercano al de la próxima Xbox. En una entrevista con el sitio web sobre videojuegos Eurogamer, el CEO de la división Europea de Sony Jim Ryan, comentaba específicamente este deseo de la compañía, con el fin de evitar un comienzo complicado como en 2006.

Y de nuevo volvemos al causante de esta posible aceleración de los acontecimientos; con la nueva Nintendo Wii U a tan solo un año de ser lanzada, la ansiedad en las sedes de Microsoft y Sony crece por momentos, y entre tantos rumores de una posible “Xbox 720” para 2013, la firma nipona estaría trabajando muy duro para terminar el hardware cuanto antes, algo que podría repercutir no solo en un prematuro anuncio y un lanzamiento precipitado, sino también en el precio de la consola, como en la pasada generación. Esta postura defensiva de Sony es bastante inusual en la compañía, pero Ryan ha insistido en el compromiso con el hardware actual, con el que “todavía quedan muchos asuntos sin terminar”.

Los informes continuan siendo contradictorios y confusos, con la compañía en un estado financiero no muy laxo según los rumores, y las declaraciones oficiales que descartan cualquier recorte en la ‘esperanza de vida’ de Playstation 3, y al mismo tiempo historia tras historia de desarrolladores abandonando el desarrollo de nuevos títulos y secuelas para la consola actual. Ryan quiso dejar claro también que el apoyo a Playstation 3 seguirá siendo máximo, comparando su estado con el de los últimos años de Playstation 2, que incluso después de que su sucesora llegase al mercado seguía siendo fabricada, cada vez a costes más reducidos, y sus ventas se sucedían a un ritmo muy bueno — para un sistema desactualizado — Por el momento se rumorea que uno de los estudios de la casa ha comenzado a preparar software para Playstation 4, a la vez que ayudando en las bases del nuevo entorno de desarrollo para la próxima consola. En el mismo informe se declara que Guerrilla Games estaría ya inmersa en la producción de un nuevo Killzone, que sería título de lanzamiento cuando, tarde o temprano, la consola de próxima generación de Sony llegue a las estanterías de todas las tiendas.

La pelota está pues en el tejado de Microsoft, que tendrá que dar el banderazo de salida a la próxima generación de consolas, con una consola que según los dimes y diretes de los últimos meses podría incorporar CPU de IBM, o una unidad APU de AMD basada en Bulldozer, o incluso un sistema de núcleos ARM Cortex en la más extraña de todas las elucubraciones, que serviría tanto para el procesamiento central como de apoyo para las tareas gráficas, sin olvidar que por supuesto, casas como Electronic Arts ya tendrían en su poder algún prototipo temprano desde principios de verano. “Qué será, será”…