El optimismo es bueno para el corazón, según mostró el lunes un estudio. Los más optimistas de un grupo de 545 hombres holandeses de entre 64 y 84 años tuvieron un índice de casi el 50 por ciento menos de sufrir una muerte cardiovascular tras quince años de seguimiento, según un estudio publicado en Archives of Internal Medicine.

Una investigación previa ha sugerido que ser optimista incrementa el buen estado físico general y disminuye el riesgo de morir por cualquier causa. Una actitud positiva también ha parecido ayudar a los pacientes que sufren dolencias cardiacas causadas por el estrechamiento de las arterias.

El nuevo estudio midió el nivel de optimismo de los participantes sobre su vidas haciéndoles responder a premisas como "Mis días parecen pasar lentamente" o "Aún tengo infinidad de planes".

"El optimismo puede verse fácilmente y es estable en largos períodos", aunque no tiende a disminuir con la edad, dijo el jefe investigador Erik Giltay, del Instituto de Salud Mental de Deft, en Holanda.

En una escala de cero a tres, siendo tres la más optimista, la media del estudio cayó desde el 1,5 en 1985 al 1,3 en 2000.

Los marcadores más altos estuvieron asociados con ser más joven, estar mejor educado, vivir con otros, tener mejor salud y practicar alguna actividad física.

Fuente: REUTERS