Cómo hacer

¿Qué es la ‘Operación Bikini’?

Se denomina ‘Operación Bikini’ al propósito de enmienda que millones de personas en todo el mundo llevan a cabo los meses previos a la llegada del verano. El caso es el siguiente: abusamos de la comida en invierno y engordamos, entre otras cosas porque no hacemos más ejercicio que el de estirarnos cada mañana. Un día empiezan a salir los primeros rayos de sol estivales y, horror, nuestro físico no es ni la sombra de lo que fue.

Es precisamente ahí, en el momento justo en que nos asustamos al mirarnos en el espejo, cuando comenzamos la ‘Operación Bikini’. Rápidamente acudimos al calendario para confirmar que apenas queda nada para que lleguen las jornadas de calor, de ropa ligera, de playa y terraza, de bronceado, de copas a la luz de la luna… ¡Algo hay que hacer! ¿Dietas? ¿Gimnasio? ¿De todo un poco? Llegan las prisas. Comienza la cuenta atrás. ¿Misión imposible?

Que no se engañe nadie. Los milagros no existen. Ni hay dietas milagrosas que quiten muchos kilos en poco tiempo, ni intensificar el ejercicio será suficiente cuando nada se ha hecho el resto del año. Y mucho menos podemos adelgazar sin esfuerzo. Ninguna operación es más eficaz -cirugías al margen- que la que combina una alimentación equilibrada durante los 365 días y la práctica deportiva con moderación y continuidad.

Si aún así estás dispuesto/a a iniciar la ‘Operación Bikini’, te advertimos que algunas dietas son escasas en hidratos de carbono, vitaminas y minerales. Consulta con un médico antes de apostar por ellas. Además, hidrata y nutre tu cuerpo después de cada ducha y recuerda que actividades tan rutinarias como caminar y subir escaleras son también ejercicio.