Pasaron más de siete años antes de que el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE) finalmente ratificara la norma 802.11n de transmisión inalámbrica. Esto quiere decir que todos los productos”borrador N” pueden quitarse por fin el sobrenombre de “borrador”.

Esto significa también que usted debería comenzar a pensar en actualizar su red inalámbrica. La nueva norma”n” es en realidad mejor que el borrador anterior. Pero al aventurarse en la jungla”n” se enfrentará usted con muchas preguntas, por lo cual prepárese para leer algunas respuestas.

Por ejemplo, muchos tenemos ya en casa redes que combinan adaptadores 802.11g y 802.11b y que funcionan perfectamente. ¿Qué beneficios nos aportará ahora la norma 802.11n?

La norma 802.11n combina sobre todo tres aspectos: velocidad, señal y futuro.Veamos primero la velocidad. Su actual red 802.11g está limitada a una velocidad de transmisión de 54 megabits por segundo (Mbps), que, en el mejor de los casos, le permitirá navegar en la web y descargar su correo sin preocuparse por la velocidad a la cual son transferidos sus datos.

Y eso es todo lo que usted puede hacer con esa tecnología más lenta. No se puede transferir grandes cantidades de datos de un accesorio a otro sin pérdida de tiempo o de material. Es también difícil transmitir o recibir audio o vídeo. Y si hay varios accesorios tratando de transferir muchos datos al mismo tiempo, el resultado será frustrante.

Veamos ahora 802.11n. Exhibe una tasa teórica máxima de transmisión de datos de 300 Mbps, cosa que la hace cinco veces más rápida que la anterior norma”g” y más de 27 veces más rápida que la vieja norma”b”. Pero pero, más que los números, lo que importa es el rendimiento real, y los mejores productos 802.11n lo proporcionan a montones, con velocidades de transmisión de datos que rivalizan, si no igualan, el rendimiento de redes de cable Ethernet.

Ahora, ¿necesita usted hacer copia de seguridad de su laptop o PC en una computadora de backup doméstica? No tendrá problemas con 802.11n. ¿Necesita pasar películas desde el servidor doméstico a su televisor? Con 802.11n lo hará sin pausas ni vacilaciones. ¿Quiere ver cuán rápido descarga sus datos su nuevo smartphone? Pruébelo con 802.11n.

Por supuesto, hay un par de advertencias que hacer. Para beneficiarse de las velocidades de transmisión de la norma 802.11n, tanto el router como los adaptadores inalámbricos de su computadora deben estar de acuerdo con la nueva norma. Pero no se preocupe si tiene viejos accesorios 802.11g o 802.11b. La nueva norma es retroactivamente compatible y, aunque los viejos accesorios no trabajen a la velocidad de 802.11n, tampoco van a interferir con el rendimiento de los que si lo hagan.

Otra ventaja de 802.11n es la mejora de la señal de transmisión. La tecnología”múltiple input/múltiple output” (MIMO), parte de la nueva norma, mejora el rango y la recepción de la señal inalámbrica, en parte gracias al uso de múltiples antenas que se comunican unas con otras para maximizar el rendimiento. Dicho en términos reales, esto significa que un router inalámbrico 802.11n no tendría problemas en enviar una señal a toda la casa, donde con la vieja tecnología eran comunes los puntos muertos y los vacíos.

DPA