¿No le dan las cuentas? Bueno, para lograr tener casi tantos hijos como años edad necesitó la asistencia de once mujeres diferentes.

La fecunda odisea de Desmond Hatchett salió a la luz gracias a que un juez lo citó por una acusación de falta de pago de alimentos. Las autoridades de Knoxville planeaban incautarle la mitad del sueldo para pagarle alimentos a las once madres de sus hijos pero se dieron cuenta que con lo que gana el hombre la cifra resultaría en tres dólares por niño por semana.

En los medios los residentes de Knoxville se mostraron furiosos y amenazaron con castrarlo. El hombre prometió que no tendría más hijos. "Hasta acá llegué". Desmond sostiene que sabe los nombres y las edades de sus 21 hijos que van desde recién nacidos hasta los 11 años.

Keith Pope abogado de Desmond explicó que "Desmond no puede mantener a todos esos hijos así que el estado de Tennessee va a tener que hacer algo". Esperemos que no involucre tijeras.