Llámale barbacoa, asado o como quieras, el asunto es que este cacharro te avisa cuando la carne está a tu gusto.

La cosa es así: se inserta (se pincha) el sensor en el medio de la carne que se está asando; por un cablecito la info viaja a una unidad que parece una empanada quemada que es el emisor y de ahí va al receptor que el asador-tech lleva, por ejemplo, en la cintura y que le avisa cuando la carne está como la quiere.

En la unidad principal (la empanada no, la otra), el asador sólo debe indicar de qué tipo de carne se trata (por ejemplo un bife, hamburguesa, pescado, etc.) y el tipo de cocción que quiere (poco, medio o muy cocido). Así las cosas, con una orden de voz, el cosito avisa cuando va faltando poco (para que vaya poniendo la mesa…) y cuando finalmente está lista para servir. Por si hace falta da los datos de temperatura, progresión de cocción, etc.

El precio de tener la carne a punto: 75 dólares.

Mas info en la Web.