Los nuevos retos que he tenido que enfrentar con los cambios recientes es que me han convencido por completo de que no me gustan en lo absoluto las reuniones, pero son necesarias. Y que siento lo mismo cuando hablo por teléfono, pero es indispensable. Ante este panorama, una buena solución para acabar con los desplazamientos y ahorrar unos cuantos $ en la cuenta del celular es aprovechar programas como Skype, que permiten llamar a cualquier parte del mundo con tarifas bastante razonables o incluso hablar gratis si los usuarios se comunican de computador a computador.

Una excelente noticia en este sentido es el lanzamiento al público, por fin, del servicio Google Voice, que permite hacer llamadas desde la misma página en la que se consulta el correo Gmail, con precios que incluso son más bajos que los de Skype, su ahora competidor y líder del mercado. Esta última, de hecho, ya posee el 12 por ciento del mercado de llamadas de larga distancia internacional que se realizan en todo el planeta, según la firma de investigaciones TeleGeography.

Al hacer cuentas, las cifras hablan por sí solas y confirman la buena apuesta que están haciendo Skype y Google y la oportunidad que representan para los usuarios. Al preguntar por los planes de telefonía móvil que tiene la mayoría de personas, el resultado arroja que la gente paga por llamar a números fijos y a otros operadores desde 170 pesos por minuto. Si el plan no es de los más costosos, el usuario podría llegar a pagar incluso más de 300 pesos por minuto. Por supuesto, en esta operación no se incluyen los ganchos que ofrecen los operadores, como dar 5 minutos gratis a ciertos números, si bien estas promociones aplican por lo general a usuarios de la misma compañía.

En cambio, si la persona realiza sus llamadas desde Skype a celulares en Colombia el minuto cuesta 9,2 centavos de dólares  y por Google Voice son 7,7 centavos,

Lo mismo sucede con las llamadas de larga distancia nacional e internacional. En los planes de telefonía fija para los destinos más frecuentes como Estados Unidos y España, se pueden encontrar paquetes que permiten llamar desde 41 pesos el minuto, pero es preciso pagar el valor del plan sin importar su uso. El problema es para quienes no suelen comunicarse con frecuencia y no desean un plan, pues el valor supera fácilmente los 400 pesos por minuto y en algunos casos, dependiendo de la hora del día que el usuario llame, alcanza más de 770 pesos.

Por su parte, el valor del minuto por Skype (www.skype.com/intl/es/prices/payg-rates) y Google Voice (www.google.com/voice/rates) a teléfonos fijos en estos mismos países es siempre el mismo, no importa si es de día o de noche, si la persona llama un minuto o 20 horas al mes: 36 pesos aproximadamente. Eso no es todo. Este mismo precio aplica también para destinos como Australia, Inglaterra, Polonia, Argentina y Alemania, naciones que no contemplan los operadores locales. Además, Google Voice, como parte de su lanzamiento, dijo que las llamadas que se realicen desde Gmail a cualquier teléfono en Estados Unidos y Canadá serán gratis durante el 2010.

La experiencia

Para los que dudan al momento de realizar transacciones por Internet por el hecho de meter los datos de sus tarjeta de crédito en algún sitio, la opción de comprar crédito en alguno de estos servicios es un buen punto de partida, teniendo en cuenta su óptima reputación en la Red. El procedimiento es fácil y rápido, por lo que el usuario ni lo siente.

En Skype se accede desde el botón Ver Cuenta. Con Google Voice se hace desde la ventana de llamada, al dar clic en el menú desplegable que se ve al lado del crédito disponible, en la opción ‘Add credit’. Además, Google Voice, por activar el servicio, regala 10 centavos de dólar para que el usuario lo pruebe.

Una ventaja de Skype es la calidad de las llamadas. Al llevar tanto tiempo en el mercado su servicio es excelente e incluso en ciertas oportunidades supera el sonido que se puede obtener a través de una llamada por medio de una línea telefónica tradicional. Por su parte, en las primeras pruebas realizadas con Google Voice a teléfonos móviles había problemas con la comunicación, pues el interlocutor escuchaba entrecortado el audio; también sucedía que no entraba la llamada. Con el tiempo las fallas han ido desapareciendo y se espera que mejore mucho más.

Google Voice se adjudica un punto con la interfaz, pues integra en un mismo ambiente la función de llamadas y de correo electrónico, que es posible utilizar desde cualquier navegador de Internet. Skype, a su vez, requiere descargar e instalar el programa, por lo que en equipos ajenos quizás no sea tan factible usar el servicio de inmediato.

En cuanto a dispositivos móviles, Skype tiene aplicación para varios de ellos como iPhone, celulares Nokia y aquellos con sistema Android, aunque las llamadas desde allí a teléfonos fijos y móviles sólo pueden hacerse a través de una conexión inalámbrica Wi-Fi. Google Voice también ofrece varias opciones al respecto.