Curiosidades y Artículos

Empleos sin futuro

Si bien hay indicaciones de que la economía está mejorando y se proyecta el crecimiento de muchas industrias en los próximos años, también hay señales que algunos empleos se están convirtiendo en obsoletos.
Los trabajos que cada vez se requieren menos son los relacionados a la producción y el apoyo administrativo. Estos se han visto afectados por el uso de tecnologías que disminuyen la necesidad de contar con dichos empleados, cambios en las prácticas comerciales y en la continua automatización de plantas y fábricas.

Agricultores y ganaderos: Estos sufrirán la mayor reducción de todos los sectores y para 2012 se habrán perdido 250 mil empleos.

La complejidad de la ganadería y agricultura modernas y la fuerte competencia entre los agricultores y ganaderos les dejan poco espacio a aquellos que menos sobresalen en este sector.

Se cree que la tendencia a largo plazo hacia la consolidación de campos de cultivo y ganaderos (menos y más grandes) desplazará a productores pequeños e independientes.

Operadores de máquinas de coser: Los trabajadores del sector textil han estado entre los grupos ocupacionales que han disminuido con mayor rapidez en los últimos años.

El aumento de las importaciones, el ensamblaje en el exterior y la mayor productividad por medio de la nueva automatización contribuirán con la pérdida adicional de empleos.

El empleo en la industria textil y de prenda nacionales también ha disminuido en los últimos años dado que los productores extranjeros han ganado una mayor cuota del mercado estadounidense.

En Asia es donde este rubro crecerá con empleados de menos sueldo.

Procesadores de datos: Se cree que este sector disminuirá por la proliferación de las computadoras personales.

El crecimiento de digitadores de datos bajará debido al aumento de la productividad a medida que varias tecnologías como los escáneres de códigos de barra, de reconocimiento de voz y lectoras sofisticadas para identificar caracteres prevalezcan más.

El empleo de estos se verá afectado además por la creciente subcontratación de mano de obra foránea.

Encargados de inventario: El uso de computadoras para el control de inventario y equipos automatizados inhibirá el crecimiento de la demanda de trabajadores que se encarguen de controlar mercancía y llenar pedidos.

Estas funciones, en su mayoría automatizables, especialmente en las industrias de la manufactura y el comercio al por mayor.

Las empresas dependen cada vez más de computadoras, correas transportadoras, y sistemas de apilamiento automáticos para almacenar y retirar productos.

Secretarias: Excepto las secretarias ejecutivas y de las áreas legal y médica, los equipos automatizados están cambiando la forma en que se distribuye el trabajo en muchas oficinas.

Los profesionales y jefes cada vez más redactan sus propios documentos e ingresan sus propios datos, y manejan buena parte de su propia correspondencia en lugar de delegar trabajo de ese tipo a sus secretarias y personal de apoyo.

En firmas de abogados y centros médicos, los asistentes realizan algunas funciones que en el pasado desempeñaban las secretarias; y otros "comparten" a las asistentes administrativas.

Ensambladores de equipos: A medida que los fabricantes se esfuercen por mejorar la precisión y la productividad, se usarán cada vez más maquinarias automatizadas para realizar el trabajo de manera más económica y eficaz.

Los avances tecnológicos seguirán aumentando la productividad de los ensambladores y afectado su empleo de manera negativa. Muchos productores envían los trabajos de ensamblaje a países donde el costo de la mano de obra es inferior.

Operadores de computadoras: Los avances tecnológicos han reducido tanto el tamaño como el costo de las computadoras, y a su vez, han aumentado la capacidad de almacenamiento de datos y automatización de procesos.

El creciente uso de programas que automatizan las operaciones de cómputo les da a las empresas la opción de crear sistemas fáciles de usar reduciendo la necesidad de operadores.

Operadores telefónicos: El avance de las tecnologías de comunicación, particularmente los sistemas de reconocimiento de voz que son accesibles y fáciles de usar, continuará teniendo un impacto significativo en la demanda de operadores de centrales telefónicas.

La comunicación electrónica a través de la internet o los correos electrónicos ofrece alternativas a la comunicación telefónica y no requiere operadores.

Es por esto que este es uno de los empleos que se cree que declinarán de forma drástica entre 2005 y 2012, de acuerdo a la Oficina de Estadísticas Laborales.

Clasificadores de correo: Tecnologías electrónicas de comunicaciones y de compañías de entrega privadas suplirá la demanda de tales trabajadores.

Se cree que el número de tales trabajadores se verá reducido debido al creciente uso de materiales automáticos, lectoras ópticas de caracteres, clasificadores de códigos de barra y otros equipos automatizados de clasificación.

Los sistemas avanzados de clasificación, las rutas más largas y la entrega centralizada también reducirán la demanda de trabajadores postales.

Agentes de viajes: La creciente dependencia de la internet para hacer reservaciones de viajes, así como la consolidación de la industria continuarán reduciendo la necesidad de los agentes de viaje.

Así mismo, las aerolíneas ya no pagan comisiones a las agencias de viaje, lo que ha disminuido las ganancias y forzado a algunas de ellas a cerrar.

Por Karen Lorenz