Curiosidades y Artículos

Dieta para potenciar nuestra inteligencia

Según un estudio publicado por revista British Medical Journal, llevar una rica una dieta equilibrada en vitamina (E) hace que nuestro cerebro aumente sus capacidades. La investigación también pone de relieve algo que ya intuían los expertos cuanto más inteligente una persona, mas Cuida su alimentación. Nuestros sesos necesitan de unas 40 sustancias para funcionar adecuadamete, y las obtiene de la comida que ingerimos a diario.
Así, en reposo, el cerebro acapara el 20% de la energía alimentarla que consumimos, un porcentaje altísimo si tenemos en cuenta que nuestros sesos sólo representan el 2% del peso corporal. Por eso, comer bien preserva todas nuestras capacidades cognitiva:  aprendizaje, concentración y lenguaje.

dieta para potenciar intelegencia
Este estudio de muestra que, por ejemplo, las espinacas ricas en ácido fólico, son un complemento perfecto si tenemos que estudiar memorizar datos.
Además, la dieta influye en el estado de ánimo. El profesor Bernard Gesch, de la Universidad de Oxford verificó esta hipótesis en un centro penitenciario de Gran Bretaña. Gesch enriqueció la alimentación de 231 presos y logró así reducir en un 37% los actos violentos.

Este mismo concepto de rehabilitación nutricional se está testando actualmente en 11 penitenciarias holandesas.

Pescado azul: el pescado azul, como sardina, atún, bonito, salmón o anguila, es un alimento rico en omega 3 y DHA, que contribuyen a un mejor desarrollo cerebral y ocular; traduciéndose en una mayor agudeza visual, comprensión y mejor uso del vocabulario. La ingesta de este alimento combate el riesgo de demencia y puede mejorar el coeficiente intelectual hasta en 3.5 puntos.

Salmón Silvestre de Alaska
Las grasas omega-3 que se encuentran en el salmón silvestre de Alaska ayudan a combatir la inflamación en todo el cuerpo, incluyendo en su cerebro y ofrecen numerosas protecciones a las células del cerebro.
Por ejemplo, un estudio en la revista Neurology encontró que “las mujeres mayores con los niveles más altos de ácidos grasos de omega-3… tenían una mejor conservación de su cerebro a medida que envejecían que las que tenían los niveles más bajos, lo que podría significar que mantendrían un  mejor funcionamiento cerebral en uno o dos años más.”

En la investigación independiente, se vio como un aumento significativo en la activación de la parte de la corteza prefrontal dorsolateral del cerebro 6 de los niños que se les dio un suplemento de omega3. 

Esta es un área del cerebro que está asociada con la memoria laboral. También notaron cambios en otras partes del cerebro, incluyendo la corteza occipital (centro de procesamiento visual) y la corteza cerebelosa (que desempeña un papel en el control del motor).
Usted puede obtener grasas omega-3 en dosis terapéuticas al tomar un suplemento como el aceite de kril. Pero si lo que busca es una fuente alimentaria, el salmón silvestre de Alaska (junto con las sardinas y anchoas) es una de las mejores fuentes.

Brócoli y Coliflor

El brócoli y la coliflor son buenas fuentes de colina, una vitamina B conocida por su relación en el desarrollo del cerebro.
El consumo de colina durante el embarazo “recarga” la actividad cerebral de los animales en el útero, lo que indica que puede mejorar la función cognitiva, mejorar el aprendizaje y la memoria, e incluso disminuir la pérdida de memoria relacionada con la edad y la vulnerabilidad del cerebro a las toxinas durante la niñez, así como proporcionar protección en el futuro.7 Los huevos y la carne son otras fuentes de colina.
El brócoli ofrece beneficios adicionales, incluyendo el flavonoide antiinflamatorio kaempferol y tres fitonutrientes glucosinolatos que trabajan en sinergia para apoyar los procesos de desintoxicación de su cuerpo.

Nueces
Las nueces son una buena fuente de grasas omega-3 de origen vegetal, fitosteroles naturales y antioxidantes y han mostrado revertir el envejecimiento del cerebro en ratas de edad avanzada. Se ha encontrado que DHA, en particular, un tipo de grasa de omega-3, estimula la función cerebral e incluso promueve la curación del cerebro, aunque es más abundante en ácidos grasos de omega-3 de origen animal, como el kril y el salmón silvestre de Alaska, a diferencia de las nueces.
Las nueces contienen una serie de otros compuestos neuroprotectores, así, como vitamina E, ácido fólico, melatoninay antioxidantes que le dan aún más beneficios a su cerebro.

Por ejemplo, las investigaciones muestran que el consumo de nueces puede apoyar la salud del cerebro al aumentar el razonamiento inferencial en adultos jóvenes.

Otro estudio encontró que consumir alimentos ricos en antioxidantes como las nueces “puede disminuir la vulnerabilidad al estrés oxidativo que se produce en el envejecimiento”, “aumentar la salud” y también “mejorar la función cognitiva y motora en el envejecimiento.”

Hay muchos mas como por ejemplo:

  • Las semillas de girasol
  • Hierbas aromáticas (albahaca y orégano)
  • Espinacas
  • Mora Azul
  • Aceite de coco
  • Apio
  • Cúrcuma

Otros alimentos ricos en vitamina E

Aceite de Germen de Trigo 149 mg. (722 % CDR) por 100 gramos
Avellanas 15 mg. (74 % CDR) cada 100 gramos
Aceite de linaza 17.5 mg. (85 % CDR) por ración de 100 gramos
Aceite de maiz y de canola 15 mg. (72 % CDR) en 100 gramos
Brócoli 1,3 mg. (6 % CDR) por cada de 100 gramos
Aceite de soja 8,2 mg. (40 % CDR) en 100 gramos
Pistachos 1,9 mg. (9 % CDR) por 100 gramos
Nueces de pecán 1,4 mg. (7 % CDR) cada 100 gramos
Pimientos 1,6 mg. (8 % CDR) por ración de 100 gramos
Kiwis 1,5 mg. (7 % CDR) en 100 gramos
Mango (Mira aqui) 1,1 mg. (5 % CDR) por cada de 100 gramos
Tomates 0,5 mg. (3 % CDR) en 100 gramos
Espárragos 1,5 mg. (7 % CDR) por 100 gramos
Calabaza 1,3 mg. (6 % CDR) por ración de 100 gramos