Un código aleatorio para encriptación "indescifrable", basado en principios de la física cuántica, fue generado a una velocidad récord en una fibra óptica en el Instituto Nacional de Tecnologías y Medidas (NIST) del Departamento del Comercio de Estados Unidos.

El logro se encuentra a un paso de utilizar redes convencionales de alta velocidad, tales como Internet de banda ancha y redes de área, para transmitir vídeo de forma ultrasegura, para usos tales como sistemas de vigilancia.

El sistema de distribución de clave cuántica (QKD) del NIST utiliza sólo fotones, las partículas más pequeñas de luz, en diversas orientaciones para producir un código binario continuo, o "llave", para la información encriptada.

Las reglas de la mecánica cuántica aseguran que cualquier persona que intercepte la llave será detectada, proporcionando de esta manera un intercambio de información altamente seguro.

El sistema del laboratorio produjo esta llave "aleatoria" con una tasa de más de 4 millones de bits por segundo (4 millones de BPS) en un tramo de un kilómetro de fibra óptica, doblando la velocidad de un experimento anterior del NIST, divulgada el mes pasado.

El sistema también trabajó con éxito, aunque más lentamente, a lo largo de 4 kilómetros de fibra.

La velocidad récord fue alcanzada con un índice de error de solamente 3.6 por ciento, considerado muy bajo.

El paso siguiente será procesar la llave aleatoria, usando métodos desarrollados por el NIST para corregir errores incrementando la privacidad, para generar una llave "secreta" en alrededor de la mitad de la velocidad original, o cerca de 2 millones de BPS.

El NIST había previamente encriptado, transmitido y desencriptado el vídeo de calidad Web que se transmitía utilizando llaves secretas generadas a 1 millón de BPS en 1 kilómetro de sistemas de fibra QKD, usando un método de codificación cuántica ligeramente diferente.

Privacidad cuántica

Usar los mismos métodos para corregir errores y mejorando la privacidad con la llave generada duplicará la velocidad de encriptación y desencriptación en tiempo real de las señales video con una resolución mayor que la calidad de la Web, de acuerdo al físico Xiao Tang, del NIST, autor del estudio.

"Esto forma parte de nuestro esfuerzo por construir una red de alta velocidad cuántica en nuestro laboratorio", afirma Tang.

"Cuando esté terminada podremos tener imágenes de señales de video QKD enviadas por dos cámaras fotográficas en diferentes lugares. Tal sistema se convertirá en una red QKD segura de vigilancia".

Los usos para la alta velocidad QKD pueden incluir la distribución de vídeo remoto sensitivo, tal como imágenes basadas en los satélites, o material comercialmente valioso de propiedad intelectual, datos confidenciales de salud y financieros.

Además, comunicaciones seguras en grandes cantidades son necesarias para que las operaciones militares mantengan a una gran cantidad de usuarios simultáneamente y proporcionen capacidades multimedia, así como acceso a bases de datos.

Fuente: EL UNIVERSAL