Actualidad

Un Smartphone diferente Motorola Atrix,

Un Smartphone diferente Motorola Atrix, 0

Su nombre es Atrix, es el último "juguete" de Motorola y, aunque parece un móvil como los demás, no lo es en absoluto. En este mundo (el de la telefonía móvil), en el que últimamente todos los terminales se parecen como clones, ya era hora de toparse con algo realmente nuevo y diferente a todo lo demás.

Así, de un primer vistazo, el nuevo Motorola Atrix no parece muy diferente del resto de los "androides" que inundan el mercado. De hecho, sus prestaciones nominales son muy similares a las del resto de los dispositivos de reciente aparición: gran pantalla de alta definición (4 pulgadas), procesador de doble núcleo a 1 GHz, 16 Gb de memoria interna, cámara trasera (5 megapíxeles) y frontal, sistema operativo Android (por ahora 2.2, actualizable a 2.3 Gingerbread este mismo verano)…


Pero ahí se acaban las similitudes. Y no por el hecho de que el Atrix admita tarjetas micro SD de hasta 32 Gb (algo que se encuentra también en otras marcas), ni tampoco (y esto sí que es exclusivo) porque incorpore un sistema de huella digital para encender el terminal. Y ni siquiera porque lleve una batería de 1.900 miliamperios, bastante más duradera que las de 1.500 que monta la competencia (según el fabricante, el Atrix admite hasta nueve horas de conversación ininterrumpida).

Lo que hace al Atrix realmente único son sus impresionantes accesorios, dos estaciones base que pueden convertir el teléfono, con sólo acoplarlo a ellas, en un ordenador portátil plenamente funcional o en un dispositivo multimedia que permite llevar cualquier contenido del teléfono a una pantalla grande a través de un simple puerto HDMI.

La idea de Motorola, hay que admitirlo, es brillante. Partiendo de la base de que hoy los teléfonos móviles tienen igual o más potencia que los portátiles de hace apenas un par de años, y casi la misma capacidad de almacenamiento (el Atrix llega a los 48 Gb) los ingenieros de la firma norteamericana se plantearon un móvil capaz de convertirse en el auténtico "centro" de la vida digital de cualquier usuario.

La gran capacidad de memoria garantiza que dentro del teléfono se puede almacenar todo lo que se quiera: miles de canciones, imágenes, vídeos, aplicaciones, documentos… Por no hablar de los programas que, desde YouTube a Picassa, Facebook, Spotify, Google Docs o Dropbox (por citar algunos) nos permiten tener almacenado todo eso en "la nube" y acceder a ello gracias a una simple conexión a internet.

Un Smartphone diferente Motorola Atrix, 1

Dicho lo cual, el siguiente paso era el de "transformar" el móvil en algunos de los "otros" dispositivos que forman parte de nuestro ecosistema electrónico más habitual. Y así surgió el Lapdock, una sencilla, ligera y ultrafina carcasa de portátil que no posee, por sí misma, inteligencia alguna. De hecho, no es más que una pantalla, un teclado, una batería (de ocho horas de duración) y una serie de puertos USB y HDMI. No lleva software, ni procesador, ni ventiladores.

Ahora bien, al conectar el Atrix a la parte trasera de la carcasa la cosa cambia radicalmente. La pantalla (de 11,1 pulgadas) se ilumina y permite no sólo utilizar cualquier aplicación del teléfono a ese tamaño, sino navegar por internet en un navegador Firefox (versión 3.6) completo, o conectarse por Citrix a las aplicaciones de empresa, o realizar prácticamente cualquiera de las operaciones que normalmente llevamos a cabo en un portátil. Es decir, que en el terreno profesional la combinación del Atrix con el Lapdock cubre con creces cualquier tipo de necesidad.

Y le toca el turno al segundo de los accesorios, el Multimedia Dock, pensado especialmente para el ocio. Se trata, esta vez, de una pequeña base rectangular en cuya parte trasera hay tres puertos USB y uno HDMI. Basta con acoplar el teléfono a la base, conectarla a cualquier televisor o monitor que admita HDMI y, con un pequeño mando a distancia, podremos acceder en la pantalla grande a todo el contenido multimedia que tengamos almacenado en el terminal.

El nuevo Motorola Atrix se podrá adquirir (en exclusiva durante este verano) con Movistar a precios que oscilan entre los cero euros y los 429, según cuál sea la tarifa elegida. Los accesorios cuestan, respectivamente, 299 euros (el Lapdock) y 90,99 euros (el Multimedia Dock), aunque este último se ofrecerá como regalo a todas las personas que adquieran el Atrix en la operadora azul, no importa la tarifa que elijan.