Los ganadores del premio Darwin fueron dos asaltantes que se volaron a sí mismos tratando de abrir una caja registradora. Wendy Northcutt, fundadora de premios anuales Darwin , declaró que fue entregado a quienes “pusieron lo mejor de sí para mejorar el genoma humano en el mundo removiéndose a sí mismos de él”. Los ganadores, en esta oportunidad, fueron dos ladrones belgas que para abrir una caja registradora pusieron tanto explosivo que volaron todo el edificio en el que se encontraban. El segundo premio fue para un hombre que necesitaba hacer pis durante un viaje que fue interrumpido por una manifestación. Decidió dejar el auto donde estaba y saltar una pared de concreto para estar más a resguardo de la vista de los demás. Pero como se encontraba en un puente, cayó al vacío 20 metros y murió. El tercer puesto fue para una mujer -la primera jamás nominada al premio- que a pesar de las advertencias bajó a un río en plena crecida con su ciclomotor. Tuvo que ser rescatada por la policía pero murió cuando se volvió a meter al agua para rescatar el vehículo.