Actualidad

Primera condena por vender cartuchos de Nintendo DS

El juzgado de lo penal 5 de Palma de Mallorca ha dictado la primera sentencia en España que declara ilegal la venta de módulos de carga de videojuegos para la consola portátil Nintendo DS,

los conocidos cartuchos o tarjetas R4. Los acusados, propietarios de la tienda Infocoste S'escorxador, aceptaron esta sentencia de conformidad y no recurrirán un fallo que les condena a seis meses de cárcel, 600 euros de multa y a pagar 4.000 euros de indemnización. Nintendo les pedía 120.000 euros por un delito contra la propiedad intelectual por "venta ilegal de cartuchos de videojuegos"

Rafael Martínez, subdirector de Nintendo Ibérica, celebra el fallo judicial porque "España es el país más afectado por la piratería. Hay un cierto arraigo, una sensación de que está ahí para todos y no se valora la propiedad intelectual. Detrás de cada videojuego hay trabajo, esfuerzo e inversión". Nintendo cifra en un 50% las pérdidas que la venta de estos cartuchos les suponen.

La propietaria de la tienda asegura que "no tenía dinero para luchar frente a Nintendo. Somos una tienda pequeña y teníamos miedo de perderlo todo, hasta la casa. Aceptamos los cargos porque nos salía más barato que ir a juicio, pagar a peritos, informes…".

El caso se remonta a septiembre de 2009, cuando las autoridades aduaneras españolas y la Guardia Civil incautaron en el aeropuerto de Palma una partida de estos cartuchos importados de China y procedentes de Hong Kong.

Los cartuchos R4 no solo sirven para almacenar juegos Nintendo descargados sin pagar. Francisco Javier Miró ha desarrollado una aplicación que convierte a la Nintendo DS en "un gestor de pedidos" para la hostelería. El técnico y profesor considera que no hace nada malo. "No pirateo ni perjudico a Nintendo. Más aún, compro y comercializo sus máquinas para otros usos".

Fuente el pais.es